También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0

Y DESPUÉS DE LAS FIESTAS… CARQUEJA!

Te doy la bienvenida como cada semana a este espacio dedicado al mágico mundo de las hierbas y sus beneficios para nuestro bienestar.


Estamos llegando al fin de éste año 2020, y con más razones que nunca antes, disfrutaremos en muchos casos de volver a encontrarnos con la familia después de mucho tiempo, o simplemente celebraremos que seguimos de pie dando batalla, habiendo atravesado un año caótico y complejo en lo social. Y como cada año, estas fechas suelen ser momentos de desarreglos en las comidas, de brindis y de alimentos no habituales en nuestras dietas.


Por eso hoy quiero que conozcas una planta originaria de éstas regiones del planeta donde vivo, América del Sur: la Carqueja. Se encuentra en toda la zona de estepa, campos, bordes de caminos desde el sur de Brasil, Paraguay, Uruguay y Argentina. Los pueblos indígenas de las selvas tropicales han utilizado la Carqueja durante siglos como diurético y para curar enfermedades digestivas y hepáticas.


Carqueja es el nombre popular de la planta denominada Baccharis trimera o Bacccharis articulata. Se encuentra en estado silvestre en la mayoría de las selvas amazónicas de Sudamérica aunque ya está difundida por todo el mundo por sus enormes beneficios medicinales. De sabor muy amargo, se aprovecha la planta en su totalidad.


Las propiedades de la carqueja le vienen dadas por sus principales componentes activos que son los flavonoides (hasta un 20%), y los ácidos cafeoilquínicos y terpenoides, responsables por las actividades digestivas y hepatoprotectoras. También encontramos principios amargos, saponinas, pectinas y el aceite esencial carquejol.


La carqueja es una planta que está siendo cada día más valorada. Posee muchas propiedades curativas por ser diurética, antiséptica, antiinflamatoria, antibacteriana, antiulcerosa y desintoxicante del hígado.


Los flavonoides que contiene le otorgan una función hepatoprotectora, ya que captan los radicales libres regenerando las células del hígado, protegiendo y mejorando su función. Es muy recomendable su consumo en casos de hígado graso y cirrosis.


Su acción depurativa tiene lugar a nivel de la sangre, hígado, vesícula biliar y páncreas. Los flavonoides, aceites esenciales y los principios amargos aumentan la producción y fluidificación de la bilis. Por ello, previene la formación de piedras en la vesícula y mejora el proceso digestivo.

Sus principios activos le confieren a la Carqueja un efecto diurético, contribuyendo a mejorar la depuración y función renal. Es una planta que funciona muy bien para los diabéticos, pacientes con colesterol alto y triglicéridos. Muy usada también para casos de inflamación de las vías urinarias y para mejorar la mala circulación sanguínea. Es muy buena para eliminar el exceso de ácido úrico del organismo, como depurativo de la sangre, en el tratamiento de la artritis, la gota, el acné y otras heridas y afecciones de la piel como forúnculos, urticarias, abscesos y eczemas.


Esto se debe a la depuración que realiza en nuestro organismo, ya que muchos problemas de piel están asociados a un exceso de toxinas.


Es un potente tónico estomacal, ya que la carqueja es antiácida y antiulcerosa. Inhibe la secreción gástrica y previene la formación de úlceras por estrés y alcohol. Favorece la digestión y la expulsión de gases. Regula la acidez estomacal y se recomienda en casos de reflujo gástrico, digestiones pesadas y hernia de hiato. Actúa como depurativo para urticarias y abscesos. Ademá