También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0

VALERIANA: UN SEDANTE NATURAL PARA ESTOS TIEMPOS DE TANTO ESTRÉS!

Te doy la bienvenida como cada semana a este espacio dedicado al mágico mundo de las hierbas y sus beneficios para nuestro bienestar.


Hoy deseo brindarte información de una planta que puede ser de utilidad en éstos tiempos tan complejos en lo social; tiempos en los que vemos mucha gente alterada, o nerviosa y desestabilizada. El artículo de hoy es sobre Valeriana Officinalis o simplemente Valeriana.


También es conocida con el nombre vulgar de hierba de los gatos ya que, cuando la droga está fresca no tiene olor, pero cuando se deseca desarrolla un olor fuerte y característico, más bien desagradable, debido a la hidrólisis de algunos de los componentes de su aceite esencial (de ahí la denominación popular).


La valeriana es originaria del norte de Europa y Asia. Esta planta crece en las zonas húmedas y se ha extendido tanto que la podemos encontrar en países como India, Holanda, Bélgica, Colombia, Japón o las regiones de los andes de Argentina y Chile. Se utilizan los órganos subterráneos (rizomas, raíces y estolones), que constituyen la droga, ya que allí se encuentran sus principios activos.


La valeriana se conoce y utiliza desde la antigüedad. Ya los médicos griegos y romanos la prescribían como diurético, analgésico, calmante y contra la tos. Tradicionalmente se ha empleado en casos de ansiedad, excitación nerviosa e insomnio y como antiespasmódico. Pero igualmente se ha utilizado para combatir el dolor de cabeza, en cólicos intestinales y dolores reumáticos; por vía tópica en cortaduras, pequeñas inflamaciones y para el acné. La medicina tradicional china incluye además su utilidad en resfriados, contusiones y problemas de la menstruación. Sus propiedades calmantes y relajantes constan de una larga historia de eficacia en el tratamiento principalmente de estados de excitación nerviosa. Podemos resumir sus propiedades medicinales como sedantes, hipnóticas, antiinflamatorias, carminativas y cardíacas.


Los principios activos de la valeriana activan la producción de un neurotransmisor, aumentando su concentración cerebral y relajando el sistema nervioso central, lo que da por resultado un estado de calma frente a la ansiedad y un efecto miorelajante de la tensión muscular.


Sus propiedades sedantes la hacen una hierba efectiva para el tratamiento de cualquier tipo de trastorno de origen nervioso, tales como sensación de nudo en la garganta, nervios o retorcijones de estómago o malestar digestivo nervioso, histeria, migrañas y agotamiento nervioso. Existen reportes que indican que la valeriana se utilizó en tintura para tratar a los soldados con cuadros de estrés post traumático después de la primera y segunda guerra mundial.


Las propiedades hipnóticas de ésta hierba la convierten en un buen recurso natural para conciliar el sueño y combatir el insomnio. También mejora la calidad del descanso y en general no produce efecto residual al día siguiente. Para que sea efectiva es aconsejable no tomarla justo antes de ir a dormir, sino por lo menos una hora antes de acostarse o a la tardecita. Se recomienda no consumir preparaciones que contengan raíz de valeriana inmediatamente antes de conducir un vehículo u operar con maquinaria peligrosa.


La valeriana es muy preciada como planta para la mujer, ya que sus propiedades la convierten en una buena opción para aliviar dolores durante el síndrome pre menstrual; como así también para los síntomas de la menopausia y el climaterio, ya que ayuda a conciliar el sueño superando las molestias producidas por los sofocos.