También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0
  • Franco Cruz

Uirapurú: El pájaro que no es pájaro

¡Hola Amig@s! Bienvenid@s nuevamente a este espacio en donde compartimos reflexiones y conocimientos de alta vibración para tu crecimiento personal.


Las leyendas sobre esta bellísima ave están rodeadas de un misticismo tan grande, que hasta el día de hoy se transmite de generación en generación por las sabias culturas de amazonia. En este artículo, recorreremos una de las tantas leyendas que podemos encontrar en torno a este misterioso ser.


El uirapurú es un pájaro de tamaño pequeño que vive en lo más profundo de la Amazonia, y que unido a su personalidad huidiza hace que sea casi imposible de ver. El nombre de esta ave significa «pájaro que no es pájaro» en lengua tupí, y solamente canta una vez al año durante aproximadamente quince días (tiempo que tarda en construir su nido) y solo lo hace por unos diez minutos a primera hora de la mañana. Sus armoniosos cantos, consiguen que en la selva reine el más absoluto silencio y mientras el uirapurú entona su melodía, el resto de los pájaros permanecen callados para disfrutar del gran concierto. Los humanos que alguna vez han podido oírlo aseguran que el mismísimo Amazonas detiene su curso y que ni el viento se atreve a mover las hojas de los árboles para no molestar al uirapurú mientras trina su canción.

Cuenta la leyenda que en la noche de los tiempos, cuando los dioses andaban por la tierra, existió al sur de Brasil una tribu cuyo cacique era amado por dos mujeres valientes, inteligentes y más hermosas que la Luna, pero él solo podía casarse con una, por eso decidió que se casaría con la que tuviera mejor puntería. Ambas aceptaron la prueba. El cacique colocó el blanco y las dos pretendientes lanzaron sus flechas a la vez. Quiso el destino que solo una acertara el tiro y el cacique, cumpliendo su promesa, la tomó por esposa. La otra, cuyo nombre era Oribici, lloró por su gran amor perdido y lloró tanto y durante tanto tiempo, que sus lágrimas formaron los afluentes del Amazonas y también un hermoso lago azul. Después de tanto llorar, la muchacha pidió al poderoso dios Tupá que acabara con sus penas y el dios, compadeciéndose de ella, la transformó en un pequeño pajarito y le concedió una melodiosa voz. Con su nuevo aspecto, Oribici pensó que podría visitar al cacique sin que este la reconociera y así, al menos, al poder ver a su amado su pena sería más pequeña, pero se equivocaba. Su tristeza, creció más cuando posada sobre un alto árbol, descubrió que el cacique y su esposa se amaban tiernamente. La muchacha-pájaro, decidió entonces abandonar para siempre el poblado en el que había nacido y crecido y echó a volar muy lejos, hacia el norte, hasta lo más profundo de la selva amazónica, donde se quedó a vivir para siempre.


Si reflexionamos un poco acerca de esta historia, encontramos que es tan milenaria como la mismísima humanidad. Y sobre todo, lo más interesante es que la música (el sonido) está presente desde siempre y claramente asociada a lo divino, a lo místico, a lo milagroso. La naturaleza nos brinda tantas cosas bellas, que en el simple cantar de este pájaro, tenemos una de las principales materia prima para crear la música que hoy en día conocemos desde la teoría musical (intervalos de cuartas, quintas y octavas justas).


¡Ojalá te haya sumado y nos vemos la próxima semana!


Franco Cruz


Docente de Educación Musical

Clases de Guitarra Online

Motivación Personal

Investigación y Aplicación de Enseñanzas Herméticas

Contacto: francocruz.clasesdeguitarra@gmail.com

Whatsapp:+5492214883109

Instagram: @francocruz.clasesdeguitarra

Facebook: Franco Cruz: Clases de Guitarra


94 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

También Puedes