También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0
  • Leonardo Martín Brito

Somos Espejos: Lo Que el Otro Te Muestra de Ti

¿Te has sentido en alguna ocasión herid@ por algún comentario o por la reacción de alguien? Existen muchas probabilidades de que sí.


Cada vez que te sientes herid@ por algo o alguien, en realidad se trata de una percepción distorsionada; de una interpretación que hace tu ego de la situación al tomarse las cosas como personales. Pero la realidad es que no hay algo que sea personal o que esté en tu contra.


Lo que crees que el otro te quiere decir, hacer o mostrar es solo una interpretación que haces de lo que está sucediendo, y lo que hace tu ego es juzgar a la situación o a la persona. Sin embargo, lo que percibes es sencillamente tu mundo interior proyectado en lo exterior.


Y para ilustrar este tema, voy a Compartir contigo un cuento.


Este cuento cuenta que cierto día un leñador perdió su hacha, y por más que la buscó y la buscó no podía encontrarla.


Fue después de ese hecho que el leñador empezó a observar al hijo de su vecino y comenzó a sospechar del muchacho.


Observó la manera en que andaba ese chico; andaba como un ladrón. Y observó la expresión de la cara del joven y vio que era idéntica a la de un ladrón. También observó la forma de hablar, y aquél muchacho lo hacía como la de un ladrón.


Cada uno de esos gestos y los tonos de voz del vecino del leñador evidenciaban que ese chico era culpable, lo cual hacía que el leñador se irritara a sobre manera cada vez que veía al muchacho.


Sin embargo, pasados unos días, y ya dando el hacha por perdida -o más bien robada- el leñador encontró la misma por casualidad en un sendero de la colina que iba al claro del bosque, donde él había estado trabajando días atrás.

Por la noche, cuando el leñador regresó a su casa y vio al hijo de su vecino, los gestos del muchacho, la expresión de su rostro y su voz parecían muy diferentes a los de un ladrón, y más bien se adecuaban a las del joven que desde hacía años vivía a muy poca distancia de su casa.


A través de este cuento puedes darte cuenta de que eso que crees ver en el otro en realidad es algo tuyo.


Cuando cambias tu percepción logras ver a todos los demás como espejos y además como las partes de un todo del cual tú formas parte.


Cuando ves en ellos una actitud que no te gusta, ya sea "negativa", agresiva o que te hiere, solo piensa que se trata de una interpretación que haces de las cosas.


Y si efectivamente fuere que el otro te hiciera algo dañino y malintencionado tienes que comprender que no te lo está haciendo a ti porque eres tú, ya que eso que esa persona te hace a ti se lo haría a cualquier otra persona, y en un última instancia se lo está haciendo a sí mism@.


Pero si tú te tomas las cosas como personales y si te justificas en lo que el otro te hizo para así atacarlo, agredirlo y/o criticarlo, tú te estás identificando con el otro, igualándote con él, y en un última instancia, eso que crees que le haces al otro en nombre de la justicia, en realidad te lo haces a ti mism@.


Cada una de las personas que forman parte de tu experiencia cotidiana están ahí para que tú aprendas a corregir los errores que existen en tu mundo interior. Es en ese punto interior donde inicia tu gran Transformación.


Cuando cambias tu percepción de las cosas y desarrollas una nueva mentalidad, se vuelve imposible que el otro pueda herirte, como tampoco te sentirás afectad@ por su accionar.


Muy por el contrario, la experiencia te invita a que agradezcas a ese prójimo que tienes enfrente de ti, porque muy internamente reconoces que ese ser forma parte de ti y de tu existencia


Cuando te encuentras con un otro delante de ti, en realidad se trata de alguien que funciona como un espejo que te está ayudando a corregir tus percepciones distorsionadas, y el que puedas alcanzar una percepción y una interpretación de tal magnitud te brindará paz interior.


Tanto tú, yo, como los otros, tales como si fuésemos espejos, somos una única verdad, y aunque no logres entenderlo nos encontramos unidos, mientras que por su parte el ego todo el tiempo quiere separar.


La realidad es que se trata de un Todo Unificado, sin partes y sin separaciones.


Si te interesan las temáticas que desarrollo en mis artículos y deseas mantener conmigo Consultas de Psicoterapia Transpersonal Iniciática de forma on-line, desde cualquier lugar del mundo donde tú te encuentres, te invito a que me envíes un mail a la siguiente casilla de correo electrónico: psicotrans@hotmail.com

Leonardo Martín Brito

Lic. en Psicología


Psicología Transpersonal

Psicoterapia Iniciática

Coaching Ontológico

Autoconocimiento y Desarrollo de la Consciencia

Facebook: Leonardo Martín Brito

Sesiones on-line vía Skype

Contacto: psicotrans@hotmail.com

161 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

También Puedes

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0

Suscribete al Boletín Semanal

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. CRISTIAN ZEBALLOS