También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0
  • Damián Eloy Cofán

Soltar para Conectar con el prójimo


Hola amig@s! Muchas Gracias por acompañarme nuevamente en esta oportunidad.


En nuestro día a día cotidiano a través de las distintas situaciones que atraemos y creamos con las decisiones que cada uno toma, muchas veces, además de poner el cuerpo emprendiendo acciones que nos acerquen a un objetivo, hay personas con las que es necesario relacionarse para alcanzar el mismo. Lo que convierte esas situaciones en un desafío.


Y es que, lograr fluir genuinamente en las relaciones interpersonales en pos de alcanzar aquello que conscientemente deseamos, es una gran oportunidad de aprendizaje.


¿Y por qué es eso así? Porque cada interacción con otra persona implica una hermosa oportunidad para redescubrirse y reinventarse. Entonces, quizás, te estés preguntando ¿Qué redescubrir? Y por lo tanto ¿Como reinventarse?


Pues veámoslo recorriendo una cuestión primero.


Percibimos el mundo desde nuestros cinco sentidos: gusto, tacto, oído, olfato y visión. Y la información que obtenemos a través de ellos es tan amplía, que para lograr manejarla, el cerebro la filtra a través de mecanismos automáticos de los que hablaré en otra entrega. Esa información filtrada, se une a tu experiencia de vida, tus creencias, tus valores, y tu estado interno (la suma total de tus sentimientos y pensamientos en ese momento) para crear la manera en la que percibes la vida. Por lo tanto entonces, la percepción de la realidad que cada uno tiene en este mismo momento es una adaptación que puede manejar, de lo que realmente está ocurriendo a su alrededor. Es una porción de territorio del mapa. Por eso, en Programación Neurolingüística decimos que el mapa no es el territorio.


Y mientras lees estas líneas quizás podes permitirte aceptar, que esa percepción del mundo que tenés, sos capaz de ampliarla tanto como desees a través de implicarte en un Camino de Transformación Personal.


Es desde esa percepción del mundo que elegimos y resolvemos, y, en muchos casos (por no decir la mayoría de los casos) la acción elegida es la que anteriormente resultó eficaz en una situación parecida. Y lo mismo sucede cuando te relacionas con otras personas , ya que es a través del lente de la percepción individual, desde una fracción de la realidad, desde donde automáticamente nos vinculamos con otros seres humanos. Y esa lente desde la que observamos, está teñida por colores que no nos permiten observar al otro de manera genuina, ni tampoco nos permite ser genuinos en expresarnos sinceramente como deseamos.


Entonces nos conviene observarnos y ampliar la Consciencia de lo que queremos conseguir cuando nos vinculamos con otros, enfocarnos en nuestro objetivo, y aceptar que el comportamiento de las personas nunca es sano que forme parte de lo que se desea alcanzar.


Que no puedo pedir que alguien me quiera, mucho menos cuando primero hay que quererse uno mismo. Que no puedo buscar gustarle a todo el mundo. Que manipular y tratar de que otros hagan lo que uno quiere son alimento para depender de otros.


Y cuando pasó a paso vamos logrando entender lo anterior, es buen momento para soltar algunas cargas y alivianar la mochila