También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0
  • Damián Eloy Cofán

Senderos Kármicos: El Número 6

¡Saludos amig@s! Gracias por acompañarme nuevamente en este espacio de Numerología donde recorremos las distintas implicaciones que tienen las Energías de los Números, y de qué manera podemos servirnos de ellas para entender cómo elegimos cotidianamente ante las distintas situaciones de vida. De modo que luego de entender Eso, puedas elegir distinto.


Cuando detectamos que el seis nos muestra el Camino de Vida a recorrer, es conveniente considerar que hay un gran aprendizaje a integrar respecto a la armonía en el hogar, por un lado, y por otro lado profundizar en una nueva etapa que se abre en función de uno mismo y de los demás, que es el Servicio.


Porque el seis invita a Brindarse desde el amor, a Brindar lo mejor de sí mismo.


En lo que al hogar se refiere, recordemos que el 6 nos invita a armonizar tanto interiormente, o sea, con uno mismo, para luego contagiar la armonía en los demás entornos. Por eso quien recorre este sendero kármico se sentirá muy tentado a poner a los demás en primer lugar. Por eso antepone las necesidades o consideraciones de los demás a las suyas propias. Por eso suele quitarse del medio en las situaciones bajo la falsa creencia que tiene que darle al otro lo que falta, para “ayudarlo”. Pero el problema es que opera en el 6 de manera inconsciente una combinación de seguridad, testarudez y soberbia, en la que cree que aquello que está brindando es exactamente lo que el otro requiere para evolucionar o para resolver alguna situación. Ayuda de corazón, pero esa ayuda tiene que llegar según sus propias concepciones de lo que está bien o está mal.


Y eso lo puede llevar al extremo de desatenderse.


Por lo cual es de gran importancia que quienes vienen a aprender a generar armonía, se cuestionen si la armonía que proponen es producto de la libertad de expresión de las distintas ideas entre las partes implicadas en cada situación, o si subyace una imposición encubierta. Es muy conveniente que realicen “chequeo ecológico” evaluando si cuando se brindan realmente están sirviendo, o están alimentando alguna dependencia encubierta.


Y también que consideren que el verdadero servicio surge de contagiar a los demás con el ejemplo, para que, si así lo deciden, realicen modificaciones en su vida sin que dependan de que alguien los salve dándole lo que les falta. Para eso el 6 le conviene poner sus intereses y su vida, antes que las de los demás. Ya que desde esa solidez podrá brindar algo que sirva pero que no salve.


Primero tiene que cuidarse y amarse a sí mismo antes de derramar su amor y cuidar a los demás.


Hay un gran desafío respecto a aceptar a los demás como son y no manipular para establecer sus propios parámetros en el hogar en cuanto a armonía corresponde.


Por lo cual sería interesante que se pregunte ¿Estoy escuchando y dándole el mismo valor a las ideas y visiones de los demás que le doy a las mías propias?