También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0

¿Qué pasa cuando no se digiere la lactosa?

#18 de la serie: “Comer para Sanar.”


La lactosa en un componente de la leche de vaca, el azúcar (o carbohidrato) de la leche. La gravedad de esta dolencia es variable de persona en persona, porque depende si la persona produce lactasa, la enzima digestiva que descompone este azúcar (glucosa-galactosa) o la misma está completamente ausente. Esta enzima se encuentra en el intestino delgado. Si la lactosa no se descompone allí, llega al intestino grueso y es alimento para las bacterias, provocando gases y ácidos orgánicos haciendo que el agua quede en los intestinos no pudiendo traspasar el tejido, causando diarrea.


La intolerancia a la lactosa no es lo mismo a una alergia a la proteína de la leche.


La actividad de esta enzima lactasa disminuye con la edad. Se diferencia el efecto secundario de falta de lactasa mediante enfermedades del aparato digestivo como la celíaca o enfermedad de Crohn, y puede ocurrir a cualquier edad. Si la enfermedad causante ha sanado, se vuelve a producir lactasa y la intolerancia a la lactosa desaparece.


Es individual lo que las personas toleran en cantidades de lactosa, esto va desde una intolerancia total a una leve. Por lo que es importante ser detective personal y reconocer la cantidad de lactosa a la que se reacciona cuando aparecen síntomas como: dolores abdominales/ cólicos, hinchazón del vientre, flatulencias, diarrea, náuseas, malestar, sudor frío.


El principio de la terapia nutricional consiste en restringir o evitar el consumo de leche y productos lácteos y los alimentos que los contengan. El calcio se encuentra más allá de la leche 100 gr de sardinas tienen más calcio que un vaso de leche, almendras, espinacas, brócoli, semillas de Sésamo, en las algas y en las legumbres), el dejar de consumir leche y sus productos no tiene por qué provocar una insuficiencia de calcio, es más, una alimentación variada, el ejercicio físico y la vitamina D fijan el calcio en los huesos.


La leche agria y el kéfir, por ejemplo, se toleran bastante bien, la razón de esto son las bacterias del acido láctico, que descomponen grandes cantidades de lactosa en el intestino, este sería un punto para detectar individualmente. El chucrut y los alimentos fermentados contienen igualmente ácido láctico, indispensables para la flora intestinal, ya que refuerzan al sistema inmunológico.


Lo mismo es la tolerancia de los quesos agrios (cheddar, parmesano), porque la fermentación hace degradar la lactosa.


Ahora bien, si se padece de una intolerancia a la lactosa, hay que reconocer la lactosa como ingrediente en los alimentos (suero de leche, azúcar de la leche, solidos lácteos, suero en polvo, lactitol E966), así que hay que leer bien las etiquetas de los alimentos prefabricados y envasados, porque los fabricantes pueden cambiar la composición de sus productos en cualquier momento.


Los medicamentos como antibióticos, anticonceptivos, antidepresivos entre otros contienen lactosa como relleno de contenido de la pastilla, por lo que te sugiero una ves mas leer los prospectos o informarte con el medico o farmacéuticos.


Los licores de crema también contienen lactosa como el Bailey´s, en el caso de los cocteles es mejor asegurarse que no estén hechos con productos lácteos.


Los alimentos naturales que crecen en la naturaleza son libres de lactosa.


La dieta aconsejable y mas segura para esta dolencia es seleccionar los alimentos frescos y sin procesar y reemplazar la leche y sus derivados por leches vegetales como de avena o avellana, etc. Hoy día se vende leche sin lactosa y sus derivados si no se quiere desistir de tomar leche.


Aconsejo las verduras, frutas, nueces y semillas, legumbres, cereales de todo tipo, huevo, carnes, pescados y mariscos, hierbas y especias para condimentar, los aceites vegetales de buena calidad, endulzar con azúcar o miel, mermeladas, etc.


Soy Alicia Baliulis, nutricionista holística y terapeuta SAAMA 1.0. Básicamente, un cambio de dieta debe discutirse con el médico de cabecera si padeces de intolerancia a la fructosa, este lo detecta mediante la llamada prueba de hidrogeno, midiendo el contenido de hidrogeno en la respiración y descubriendo si la fructosa consumida llega al colon.


Contactarme por más información, como por ideas de recetas en las diferentes fases y así te sacaras las dudas al momento de realizar una dieta personalizada teniendo en cuenta tus preferencias y gustos.


Alicia Baliulis Nutricionista holística Terapeuta Saama1.0 | Reiki Sitio Web: www.saamayourlife.de


Consultas presenciales

Butenfeld 22519 Hamburg


Consultas On-line Contacto: info@saamayourlife.de

34 vistas0 comentarios