También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0
  • Pablo Lema

¿Qué nos señala Halloween?


El 31 de Octubre se conmemora Halloween, cotidianamente conocido como “el dia de los muertos”. Una fiesta propagandizada por Estados Unidos y literalmente cristianizada. En las películas de Hollywood se nos ha inculcado que tiene que ver con que en ese día uno adornaba sus casas en relación a los muertos, los fantasmas y los monstruos. Los niños van disfrazados y piden “truco o trato” mientras juguetean con calabazas iluminadas. Pero “Halloween” actual dista mucho de que en sus Orígenes fuera así…


¿Acaso podría ser que Halloween representara otra cosa? Comencemos.


Olvidemos por un segundo de Halloween y hagamos un viaje. Desde tiempos ancestrales existía una celebración, en el mundo Celta, que se la conocía con el nombre de Samhain. Dicha celebración era vivida como el final de una transición (la temporada de cosechas) y lo que suponía el comienzo de otro mundo, el «Año Nuevo Celta. Un momento idóneo para reverenciar a los ancestros que les habían permitido continuar y guiado hasta el momento actual, un momento en el que se cree que los espíritus ancestrales volvían para visitar sus hogares. Celebración que coincidía con la mitad del equinoccio de otoño y el solsticio de invierno.


Los Celtas celebraban el 31 de Octubre, o sea su fin de año con el Samhain, que significaba “fin de verano”. La celebración en tiempos de fines de cosechas daba inicio a lo que los Celtas consideraban como “estación oscura”. Y también se creía que la línea divisoria de este mundo con el Otro Mundo se hacía mas finita permitiendo que espíritus benévolos y malévolos atravesaran de un mundo a otro.


Hace un tiempo en mi artículo los Magos Druidas mencioné que: “Se los ha considerado “Legendarios” o míticos por todo el sincretismo que los rodea, pero gracias a los escritores medievales y antiguos y evidencias arqueológicas, los Druidas eran Magos bien reales, que transmitían la Enseñanza Oculta de Cristo. No por nada, eran vistos como Esenios y hasta su ropaje se asemejaba bastante. Según se cuenta: “En Grecia se comparaba a los druidas con los pitagóricos, los discípulos del gran filósofo y matemático Pitágoras; ambos grupos conformaban, en cierto modo, sectas cerradas, elitistas, que cultivaban el secretismo y prohibían poner por escrito sus enseñanzas, transmitidas oralmente”.


La Clave del Samhain era que en un Ritual hecho por Druidas, Magos y Sacerdotes que conocían y sabían sobre los planos elevados de consciencia y su relación con la Tierra.


De echo los Druidas festejaban cuatro fechas especiales al año: noviembre, febrero, mayo y agosto. Estos cuatro días eran considerados como “Días de Fuego” ya que para los Druidas el Fuego era símbolo y considerado como Divinidad, Sabiduría, y Verdad. Tanto en Irlanda como en la india, entre los germanos y entre los hititas, los fuegos sagrados parecen haber sido encendidos por los paleopaganos indo-europeos en todas las ocasiones religiosas importantes, ya que el Samhain era un Nuevo Inicio.


También, como la Sociedad Celta, estaba muy organizada y disciplinada se dice que en esos días era el “Tiempo del No Tiempo”, entonces a mucho Orden era necesario psicológicamente el “caos” así que en esos días de Samhain es que se permitían festejos, roles invertidos (hombres disfrazados de mujeres y viceversa), los niños corrían en busca de golosinas, etc, todo Caos “controlado” y catártico para equilibrar.


Pero los Magos Celtas sabían que detrás de ese caos estaba lo especial por el Velo que se corría entre “ambos mundos” y es así que lo usaban en sus rituales. Los Altos Magos en sus Rituales se contactaban con los difuntos que no estaban y que eran vistos como fuente de guía e inspiración. Temerles, estaba alejadísimo de lo real.<