También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0

¿QUÉ ES DESPERTAR TU CONCIENCIA?


¡Saludos Amigo lector! Seguramente has oído hablar mucho en estos tiempos acerca del Despertar de la Conciencia. Tal vez tengas muy claro lo que es, más también podría ser que no, ya que cuando un saber se hace público, suele volverse simplista o tergiversarse. ¡Y tal vez te Convenga que no lo tengas tan claro! ¿Te interesa el tema? ¡Vamos juntos!


El mejor lugar para iniciar este artículo es admitir que este, mi punto de vista que te voy a compartir en este artículo, es tan solo mi punto de vista, y que de modo alguno es una verdad absoluta. Reza el Kybalión: “todas las verdades son semiverdades” (la paradoja es que la misma aseveración también es una semiverdad… ¿no es así?). Y que lo que te Comparto es mi Comprensión acerca del Despertar de la Conciencia que desde Mi Experiencia he Recorrido en Mi Camino de Transformación Personal. Si creemos que lo tenemos claro, y que tenemos la verdad absoluta, dudo mucho que hayamos Despertado nuestra Conciencia. Posiblemente lo único despierto sería nuestra soberbia. Por eso dije al inicio “tal vez te convenga no tenerlo tan claro”.


La frase del célebre psicoanalista Carl Jung que muestro en la imagen nos puede brindar una pista para iniciar.

Considero me Conviene iniciar con aquello que evalúo como desvíos al Despertar de la Conciencia o autoengaños que nos hace nuestro yo.


A veces, a mi entender, se confunde el objetivo (Despertar Mi Conciencia) con los por dóndes o las técnicas para lograrlo, tales como practicar meditación, yoga, ser vegetariano, conectar con los ángeles, sanarse con reiki, conectar con nuestra parte luminosa, activar la glándula pineal o conectar con los códigos numéricos.


Deseo explicarme bien. No se trata que no hagas todas esas cosas, lejos está de mi de decirte lo que te Conviene hacer o no hacer. Como lo Comprendo, todas estas son técnicas, y como técnicas funcionan bien porque están así creadas para este objetivo. Aunque a veces olvidamos el objetivo.


Si el desde dónde hacemos todas esas cosas no es el de un Sincero Deseo de Autodescubrimiento de nuestra oscuridad y de las programaciones de nuestro yo, y de transformarlo hacia el Deseo del Sujeto en nosotros, en mi opinión lo que está ocurriendo es que el yo nos habrá montado una colosal obra de teatro con luces de colores muy espectaculares para hacernos creer que vamos en un Camino de Despertar nuestra Conciencia o en un Camino Espiritual. Porque he comprobado en Mi Recorrido que el yo es extremadamente astuto en el arte del engaño.


En otras palabras, si meditamos, hacemos yoga, ayunamos o comemos vegetariano para que nuestros vecinos vean que somos muy espirituales, el foco lo estamos poniendo afuera, en el reconocimiento del otro. Son fuegos artificiales. Si conectamos con los ángeles para decirles que queremos que borren todo lo malo en nosotros, ahí en este punto ya estaríamos haciendo un juicio de partes de nosotros mismos, estaríamos incurriendo en la no autoaceptación, estaríamos creyendo desde la soberbia que sabemos lo que es bueno o malo en el Universo (que, en mi visión, malo o bueno no existen en el Universo, sino en el yo humano), cayendo en una dialéctica y quitando de nosotros el poder para autotransformarnos, ya que la autoaceptación es en mi experiencia el primer paso hacia la Transformación Personal. No entiendo aceptación como sinónimo de resignación. Autoaceptarnos lo entiendo como no querer tapar nuestros defectos, errores o fallas, más por el contrario autoaceptación la entiendo c