También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0

PLANTAS ADAPTÓGENAS (tercera parte): MORINGA OLEÍFERA, EL “ARBOL DE LA VIDA”

Como cada semana, es una alegría y un honor compatir este espacio-tiempo dedicado al conocimiento de las hierbas medicinales y sus propiedades.


Venimos recorriendo desde hace 2 semanas atrás una serie de plantas sorprendentes a las que se las conoce como plantas adaptógenas, que conforman un pequeño y selecto grupo de hierbas en el mundo con capacidad de producir una función general de adaptación de nuestro organismo a factores externos de estrés y también con propiedades nutricionales y de rejuvenecimiento excepcionales. Si te interesa conocer algunos detalles sobre la historia de éstas hierbas, así como su acción sobre el Sistema Nervioso Central te invito a leer la primera parte de éste tema, en ésta misma página web; y la segunda parte en la que hablé específicamente del ashwagandha.


Hoy voy a presentarles a la Moringa Oleífera!! Es una planta originaria de la India que posee un alto valor nutricional y numerosos beneficios medicinales. También llamado el “árbol milagroso”, o “El Árbol de la Vida”. La mayoría de sus partes, incluidas hojas, corteza, frutos y raíces se utilizan como alimentos, están llenos de una increíble cantidad de nutrientes: proteínas, calcio, betacaroteno, vitamina C, potasio, calcio, hierro, entre otros. Contiene muy baja cantidad de grasas y no ofrece ningún colesterol dañino. Este árbol, alcanza hasta los 12 metros y contiene una copa abierta tipo paraguas. Vive nada más que 20 años y es de rápido crecimiento. A la planta se le puede extraer hojas en un periodo de 4 semanas aproximadamente a partir de su plantación, lo cual provee una constante producción.


Actualmente, Cuba cuenta con un organismo que lleva adelante proyectos experimentales y unidades agrícolas encargadas de trabajar con plantas de "alto valor proteico" como la Moringa a través de la Entidad de Ciencia, Tecnología e Innovación (ECTI) "Sierra Maestra. Es conocido que el mismo Fidel Castro atribuía su longevidad y bienestar a ésta planta. En países africanos en vías de desarrollo con altos índices de desnutrición se ha utilizado la moringa para restablecer los niveles indicados de alimentación de la población, respondiendo con creces y excelentes resultados. Incluso, las semillas de moringa son utilizadas para purificar el agua y hacerla potable.


Uno de los principales atractivos de la moringa es su destacado poder antioxidante. Utilizando el método de prueba conocido como ORAC (capacidad de absorción de radicales de oxígeno) la moringa tiene un valor que oscila alrededor de las 50.000 unidades por cada 100gr, lo que la hace la planta con el valor ORAC de las más altas conocidas actualmente. Los antioxidantes eliminan los radicales libres y protegen nuestras células frente al envejecimiento y a enfermedades degenerativas.


Es rica en fitonutrientes que son eficaces para ayudar a construir un sólido sistema inmunológico, imprescindible en la lucha contra las enfermedades. Ayuda en la mejora de la respuesta inmune celular, el número de leucocitos totales y anticuerpos. Posee también propiedades antibióticas y antibacterianas, y ejerce efectos inhibitorios sobre el crecimiento de diversos patógenos de forma natural,


Esta planta está catalogada como superalimento debido al suministro para el cuerpo de proteínas, y gracias a la concentración de aminoácidos esenciales presentes en sus hojas. Vegetarianos y especialmente veganos aumentarían su ingesta de proteínas añadiendo en su dieta la moringa.


La moringa suma también gran cantidad de minerales como el potasio, el hierro y el calcio, un elemento clave para controlar la presión arterial y reforzar los huesos. La moringa contiene también cantidades generosas de magnesio, mineral que trabaja en sinergia con el calcio para mantener los huesos sanos, ya que el magnesio ayuda a absorber el calcio, protegiéndonos de la osteoporosis y otras enfermedades óseas.