También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0
  • Leonardo Martín Brito

Miedo Vs. Confianza en Ti

¿Qué sucede realmente cuando tienes miedo?


Cuando una situación te produce miedo, lo que verdaderamente está sucediendo es que estás cediendo todo tu poder a tu mente; a tu ego, el cual se va empoderando cada vez más hasta tomarte por completo.


A través del miedo, poco a poco comienzas a contarte una película de terror la cual terminas creyéndote, y no solamente eso, sino que además te transformas en el actor principal de la misma y protagonista de ese futuro catastrófico y nefasto que imaginas.


Cuando te encuentras en ese estado resulta difícil que puedas darle respuesta a tu malestar.



Sin embargo, el problema más importante es que cada vez que sientes miedo liberas un químico en tu cuerpo que se corresponde con esa emoción.



La dificultad para poder salirte de la emoción del miedo radica en que cuando has liberado durante mucho tiempo esa química en tu cuerpo, tu cuerpo comienza a depender de esa sustancia, sin importar si la misma te gusta o te disgusta; si te hace bien o no.


La buena noticia es que si bien la adicción a una emoción es algo habitual, también es posible trascender la misma, ya que todo es cuestión de química.


Una vez que tu cerebro se acostumbra a ciertas conexiones neuronales, las cuales están relacionadas con la emoción procedente del miedo, el cuerpo comienza a pedir más y más del mismo químico que le has estado proporcionando a lo largo de toda tu vida.


Así es como con el tiempo te vuelves adicto al miedo, al estrés, a la depresión o a cualquier otra emoción, aunque sea que la misma te disguste y no la desees para tu vida.


Citando las palabras del legendario "Inodoro Pereyra", del poema telúrico del escritor argentino Fontanarrosa, la gran mayoría de las personas se encuentran "mal pero acostumbradas".


Para que lo comprendas mejor, el ego es lo más similar a un programa de computación, a un software que un otro grabó en tu mente durante los siete primeros años de tu vida.



Se trata de una percepción creada acerca de ti mismo producto de las identificaciones que recibiste durante tus primeros años de vida. En pocas palabras son simplemente tus creencias a cerca de quien eres.