También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0
  • Susana Lucìa Brandán

LA VISIÓN Y LAS FLORES

Queridos lectores, Bienvenidos a este nuevo recorrido!


Como te dije en el artículo anterior, “Los Ojos” hoy proseguiremos con la temática, anudando con la VISIÓN Y LAS FLORES.


Teniendo en cuenta la frase: “Los ojos son el espejo del alma”,


Podemos considerarlos como un órgano que nos sirve solamente para ver lo que hay en nuestro alrededor, una parte de nuestro cuerpo que enferma de manera irreversible?


Los ojos conviven con el cerebro, la mente, y podríamos decir también con el corazón.


Las lentes correctoras permiten al individuo ver con claridad todo lo que le rodea.


La educación visual, considera además la visión interior de la persona, ayuda al paciente a mejorar la vista y a través de “la mirada interna”, a aumentar el conocimiento de si mismo.


Edward Bach en su libro: “Cúrese a si mismo”, nos recuerda que: “La enfermedad es, en esencia, el resultado de un conflicto entre el alma y la mente y jamás podrá ser erradicada, excepto por medio de un esfuerzo mental y espiritual. Estos esfuerzos, adecuada y conscientemente aplicados, como veremos más adelante, pueden curar y prevenir la enfermedad, eliminando aquellos factores básicos que conforman sus causas primigenias.


Ningún esfuerzo dirigido exclusivamente al cuerpo físico puede hacer otra cosa que reparar superficialmente los daños, y en ello no hay cura alguna, dado que la verdadera causa continúa aún operativa, y en cualquier momento puede demostrar nuevamente su presencia bajo una apariencia distinta.”


Aunque la literatura está llena de textos que ofrecen fórmulas florales para cada problema o trastorno, no existen “recetas standard” que puedan aplicarse a todos indistintamente.


Los síntomas pueden ser comunes, pero cada uno de nosotros tiene un modo absolutamente único de vivirlos.


La Terapia Floral, no tiene en cuenta solamente el síntoma y cómo la persona se relaciona con él.


Ante todo considera quién es el individuo que lo padece.


Por este motivo, es poco probable que a dos perso