También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0

LA NUMEROLOGÍA Y TU MISIÓN DE VIDA


¡Saludos Amigo lector! Una de las preguntas más frecuentes con las que me encuentro en consulta es: ¿cuál es mi misión de vida? Ante el caos imperante en la crisis social que vive la humanidad, es muy común que personas que solían vivir desconectadas de su propósito, ahora se encuentren vacías, y quieran reconectar con el mismo, más tienen la dificultad que no saben –precisamente por la desconexión misma- dónde obtener la información. La Numerología enfocada desde una Visión Iniciática te permite, mediante el análisis de la carta numerológica, obtener la información acerca de tu misión de vida. De hecho, uno de los dígitos que se calcula en dicha carta es el dígito de la misión de vida. ¿Te interesa el tema? ¡Acompáñame!


Por supuesto, la misión de vida es la que cada quien desee para sí. Sin embargo, no hemos encarnado aquí en la Tierra para nacer en una fecha caprichosa, ni nacer de una familia con un apellido específico y que nos pondría un nombre particular. Nuestra alma eligió –o le corresponde por su frecuencia- todo esto, pero cuando llegamos aquí, se nos olvida todo.


Y la Numerología, abordada desde una Visión Iniciática, nos permite recordar cuál es el propósito que hemos elegido. Esto es porque la Numerología nos muestra, como mediante un código numérico encriptado, muchos de los aspectos de ser, uno de ellos es su destino o misión de vida, que es que deseo abordar contigo en este artículo esta semana.


En particular, la misión de vida puede obtenerse mediante la suma de los dígitos de nuestra fecha de nacimiento, y su interpretación puede ser realizada en dos niveles.


Un nivel, el más amplio, con el número de dos cifras, y en un nivel más simple, a través de la reducción del número de dos cifras a una mediante la suma de sus dígitos.


Por ejemplo, el expresidente norteamericano ya fallecido John Kennedy, nació el 29 de mayo de 1.917. En dígitos: 29-05-1917. Sería: 2+9=11, 5 y 1+9+1+7=18, la suma de las sumas da 11+5+18=34, el cual también puede ser reducido a 7 a través de 3+4.


Vemos una misión de vincularse al conocimiento, tanto científico como espiritual, a aprender a trabajar la disciplina mental, la lógica, la reflexión, el detalle y la exigencia. De hecho, se graduó cum laude en la carrera de Relaciones Interpersonales en la Universidad de Harvard.


Claro, leído de esa forma, se entiende poco al recordar la vida de Kennedy. Sin embargo, ese 7 proviene del 34, número que propone, entre otras cosas, el uso de nuestro talento creativo dirigido hacia la materialización del mismo, o el uso de nuestras capacidades de comunicación para ser claro y concreto en lo que expreso, también puede ser utilizar sus rasgos hacia lo social -¡carrera de relaciones interpersonales!- para fundar estructuras y el logro de objetivos concretos –la presidencia de los Estados Unidos-.


De hecho, le