También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0

LA MAGIA DE LA SALVIA EN TU VIDA

Te doy la bienvenida como cada semana a este espacio dedicado al mágico mundo de las hierbas y sus beneficios para nuestro bienestar.


Sigo muy entusiasmada descubriendo y redescubriendo las hierbas que consumo y que también uso para mis preparados. Como mencioné la semana pasada, por mi formación científica, había abordado el saber de las hierbas desde ese paradigma. Hoy me permito redescubrir las mismas hierbas desde un lugar de integración, en donde ciencia y magia van unidas, tanto para mí como para el universo, por más que los humanos nos empeñemos en separarlas y/ o desplazar una por otra.


Esta semana es el turno de la magia de la SALVIA OFFICINALIS o simplemente Salvia.


Una planta tan sumamente común y poderosa no podía pasar desapercibida en la historia de la humanidad!! La salvia ya era utilizada por los antiguos egipcios para tratar enfermedades abdominales y dolores dentales.Los médicos hipocráticos escribieron maravillas de la salvia, destacando sus propiedades hemostáticas, fortificantes y curativas. Los romanos Plinio, Dioscórides y Galeno la describieron con el nombre de "salvia", que significa "curar", tener buena salud y la recomendaban por sus propiedades calmantes y astringentes, para la garganta, la tos, los enfriamientos y úlceras.


Es un arbusto de no más de 70-80 cm de altura que crece en zonas de clima mediterráneo, aunque se ha extendido por todo el mundo su cultivo. Sus florcitas son pequeñas y de color violáceo o de color rosado; y las hojas tienen un lado blanquecino. Se recolecta antes que florezca en primavera y se recomienda el secado a la sombra.


El significado en el esoterismo de la salvia es el de la purificación de las almas y los ambientes. Se considera que tiene la capacidad de eliminar las malas energías y los espíritus oscuros. Es una excelente ayuda para mantener el alma y espíritu limpios, para poder realizar las sesiones de meditación con más serenidad y tranquilidad. Además, significa o simboliza la inmortalidad, la longevidad, la sabiduría, la protección y los deseos. Existe una leyenda medieval que nos dice que "quien cultive salvia en su jardín, no tendrá motivos para morir".


Los pueblos ancestrales americanos la usan hasta la actualidad como potente exorcizante y, combinada con otras hierbas, es quemada por los chamanes para diversos fines como el alejar espíritus malignos, atraer a los espíritus "buenos" a la zona del ritual o para trabajos de trance.


Tal ha sido su consideración como hierba sagrada que incluso se le otorgaba el poder mágico de fecundar a las mujeres que bebieran su zumo.


El uso de la salvia en la medicina natural se ha popularizado por su infinidad de beneficios para la salud. En primer lugar, esta planta es considerada uno de los mejores antibióticos naturales que existen por lo que ayuda a recuperarse rápidamente de procesos infecciosos de las vías respiratorias, como así también de gripes o resfriados, y otros problemas asociados como faringitis, laringitis, afonías y anginas. La infusión de salvia se prepara utilizando una cucharada de hojas secas por cada taza de agua hirviendo; y se puede consumir dos veces al día durante siete días para tratar este conjunto de sintomatologías. Un poco de infusión de salvia mezclado con suero fisiológico es un gran recurso en casos de bronquitis, rinitis y procesos similares, si se utiliza en un vaporizador o inhalador, por ejemplo. O como hacía mi mamá cuando era chica (esto me trajo muchos recuerdos, ja!), cubriendo la cabeza con una toalla e inhalar los vapores de una infusión concentrada de salvia.