También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0

LA ENERGÍA DEL ENEBRO, SÍMBOLO DE PROTECCIÓN

Te doy la bienvenida como cada semana a este espacio dedicado al mágico mundo de las hierbas y sus beneficios para nuestro bienestar.


Hoy quiero invitarte a descubrir una planta verdaderamente mágica: el Enebro! Hay tanto para contarte, que creo no me bastará un solo artículo sobre ésta planta.


En primer lugar es importante mencionar que Enebros son los habitantes del género Juniperus, que viven en todo el hemisferio norte, así como en Centroamérica y en África. Hay entre 60 y 70 especies reconocidas, y de todas ellas el más común y extendido es Juniperus communis o Enebro común, que hace honor a su nombre, y es la especie de la que hoy voy a escribir.


Un dato interesante del enebro común es que es el ingrediente botánico importante en una de las bebidas alcohólicas más extendidas: la ginebra; que lleva bayas de Enebro maceradas, no sólo por su sabor, sino sobre todo por sus propiedades medicinales beneficiosas para el sistema digestivo, entre otros efectos deseables. De hecho el origen de la bebida es medicinal. Te sorprenderías de la cantidad de bebidas medicinales que terminaron en el mostrador de un bar… pero eso es tema para otro artículo.


Antes te mencioné que verdaderamente esta planta es mágica, y la razón es porque sobre ella existe un gran número de leyendas, y menciones en mitos y cuentos. Por ejemplo, en la antigua Grecia se hace referencia a esta planta en el mito de Jasón y el vellocino de oro. En ese mito, Medea, se enamora perdidamente de Jasón, que llega al reino del padre de Medea exigiendo que le entreguen el vellocino de oro… y solo gracias a los conocimientos mágicos de ella logrará su objetivo, ya que Medea apaciguó a la serpiente que custodiaba el vellocino, con encantamientos, y luego le roció los párpados con una poción soporífera con ramas de enebro.


Con el paso del tiempo, y si nos vamos hacia Italia y Europa central, el enebro pasa de ser instrumento de brujas, a instrumento para espantar brujas, ya que se colgaban en las puertas y entradas con éste fin. En las zonas rurales del centro de Italia, se quemaban ramas de enebro la noche de Nochebuena, el día de San Silvestre y durante la Epifanía, y se guardaban sus cenizas y carbones durante todo el año para utilizarlo en hechizos y sanaciones. También durante la noche de Navidad se colgaban ramas en las puertas de los establos para proteger a los animales. En Noruega, y hasta el siglo pasado, se esparcían ramas de enebro por el suelo y se adornaban las casas en Nochebuena. El poder protector que se le atribuye al enebro deriva en parte de la leyenda cristiana que cuenta como, cuando María escapaba con el niño Jesús a Egipto perseguida por los soldados del rey Herodes, hallaron refugio en un enebro que los ocultó de sus perseguidores…. Y todo ello contribuyó a que uno de los principales significados simbólicos del enebro común fuese, justamente, hospitalidad y Protección. En la tradición celta, los espíritus que habitan el enebro se llaman Krawite. Es una de las plantas que se planta en las casas para protegerla de los robos. Y antiguamente en Europa, sus bayas se quemaban durante los entierros para ahuyentar a los malos espíritus. Y la lista de usos esotéricos y rituales continua… pero por hoy dejaremos hasta aquí las propiedades mágicas.


Si hablamos de su aspecto, estamos ante un arbusto de tamaño medio, ya que suele rondar los 2 metros de altura, aunque en condiciones óptimas, puede llegar hasta los 10 metros.


Sus hojas parecen agujas gigantes y son de color verde. Su fruto, conocidos como bayas de enebro, empiezan siendo también de color verde y, conforme pasa el tiempo, van adquiriendo su característico color morado.


Y ahora si, en cuan