También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0

La correlación entre la nutrición y las creencias


La nutrición desde el punto holístico, es proporcionar alimento para nutrir a cada cuerpo que compone al ser humano: el cuerpo físico, el cuerpo energético y el cuerpo espiritual.


Es un estado de creencias, porque así como tú crees te nutrirás. Los efectos en tu cuerpo de una nutrición inadecuada, son el producto de esas creencias, en síntomas físicos, emocionales o mentales, reflejándose en tu calidad de vida.


Si tenemos en cuenta que nos nutrimos no solo con lo que ingerimos por la boca, sino que también por emociones y pensamientos, que a su vez están basados en nuestras creencias, nos nutrimos según como nos sentimos y como nos cuidemos a nosotros mismos.


Un cuerpo saludable y una mente estable y fuerte son la base para tu Ser.


Es curioso cómo no nos cuestionamos nuestras creencias, y es debido a ese otro en ti, a tu ego, que se identifica con tus pensamientos y emociones sintiéndose separado y provocando lo que ves como real.


¿Qué son y de donde vienen las creencias?


Las creencias nos condicionan. Son lo que nos limitan e interpretamos según nuestro aprendizaje. Ellas confirman lo que creo de mí y lo que me rodea. Es lo que forma la base de mí ser. Y todo lo que voy experimentando va a ir reforzándolas, haciendo que me acostumbre a ellas, percibiéndolas como algo normal.


Esto comienza en la infancia hasta que la parte prefrontal del cerebro, lóbulo frontal, se desarrolla. Ante ciertas situaciones vividas en la niñez has ido adaptando maneras de pensar, sentir y hablar en diferentes circunstancias. Alguien te enseñaba y te dictaba como hacerlo, a lo que has tomado como verdadero la forma de actuar de un otro, apropiándote de estos comportamientos y estancándote en ellos repitiéndolos una y otra vez.


Nosotros somos seres humanos coleccionistas de pensamientos y sentimientos y en base a estos actuamos, justificándonos y motivándonos a defender lo que creemos.


Es así que vas por la vida y te encuentras con personas en situaciones que te confirman tu manera de pensar, entonces sentís que así tiene que ser, que las cosas son así y que así eres tú, sin analizarte y preguntarte: ¿de dónde viene mi reaccionar?


Si tomamos como ejemplo el tema de la nutrición del cuerpo físico, no es fácil sostener la decisión de alimentarse sanamente cuando hasta ahora no lo tenías en cuenta, ya sea para recuperar