También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0

LA ASTROLOGÍA COMO ESTILO DE VIDA


¡Saludos Amigo lector! Hoy deseo Compartir contigo un tema que normalmente se da por sentado, pero que en realidad no siempre es así. Me refiero a que a quien practica la Ancestral Sabiduría Astrológica le Conviene convertir la Astrología en su estilo de vida, en una práctica cotidiana. ¿Sabes cómo hacer para lograrlo? te Brindo algunas ideas… ¡Acompáñame!


En mi criterio, no sería bastante ejemplo con que un astrólogo enseñe esta disciplina con gran talento o realice consultas solamente. Si desea transformar sus conocimientos en Sabiduría, y si desea enseñar la Astrología o asesorar a sus clientes con propiedad y de una manera efectiva, y que tus clientes te perciban de esa forma, la mejor manera que encuentro para hacerlo es usar en la cotidianidad, en el día a día, lo astrológico como guía de tu vida.


Me refiero a actividades más recomendables un día, o para estar atento a posibles conflictos afuera (y en dónde se originan adentro) o momentos donde todo fluirá con facilidad (para hacer uso a favor de Eso), y muy especialmente para entender los grandes ciclos planetarios que le corresponderá vivir, teniendo de antemano una estrategia para darles respuesta a los ciclos más difíciles y para aprovechar los momentos donde todo fluirá con facilidad.


Un punto que considero fundamental, ya que conecta con nuestro subconsciente (y sabemos que él es un 95% de tu mente), es el uso a favor de las fases lunares y los signos por dónde transita la Luna. En este sentido, he realizado un Taller On-Line Gratuito semanas atrás en La Caja de Pandora acerca de este tema, el cual puedes encontrarlo en mi canal en YouTube, te Comparto el enlace: https://youtu.be/A8Yj_Lb2IVQ

En segundo lugar, considerar los grandes ciclos que nos corresponde vivir porque son transpersonales, me refiero a Urano, Neptuno y Plutón son fundamentales. Nuestra relación hacia los cambios (Urano), el contacto con la Mente Inconsciente Colectiva (Neptuno) y las grandes transformaciones (Plutón) son tres informaciones que Conviene que sean el marco sobre el cual gire todo lo personal. Estos ciclos son muy extensos en tiempo (desde 7 a 21 años aproximadamente en cada signo zodiacal).


En especial, los ángulos o aspectos que estos planetas transpersonales realicen en la carta natal nos permitirá saber el grado de facilidad o de dificultad para incorporar estas energías, así como el lugar de la vida por donde transitan (las casas) es la manera como esta información se convierte en personal e implicativa en nuestra vida.


En tercer lugar, los tránsitos de Júpiter y Saturno, expansión y contracción, Júpiter un tránsito de un año de duración y Saturno de dos y medio aproximadamente, tienen una relación más inmediata con lo social. De la misma forma, ver los ángulos o aspectos con el mapa natal es hacer esta información más implicativa. Podemos incorporar en este orden de ideas de ciclos de mediana longitud tránsitos de los Nodos Lunares como indicadores de experiencias dadas por el destino (que luego cada quien usa a favor, por supuesto) incluso de Lilith y Quirón desde sus significados mitológicos.


Naturalmente, considerar la así llamada revolución solar, la hoja de ruta de cada año desde lo particular, es muy Conveniente. Todos los años pongo el gráfico de mi revolución solar en mi cartelera.