También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0
  • Leonardo Martín Brito

Introspección: Una de las Claves Para Adueñarte de Tus Emociones

¿Por qué te sientes como te sientes? ¿De dónde vienen todas esas emociones que de repente aparecen y te hacen sentir así? y ¿Cuál es la forma más sencilla y eficaz de lograr el equilibrio emocional?


Empecemos por lo más básico: ¿Qué son las emociones? En términos de la neurociencia, las emociones son sustancias químicas que el cuerpo produce, son moléculas, hormonas y neuropéptidos que cuando son liberados viajan por el torrente sanguíneo, transmitiendo un mensaje a las células.


Esos mensajes cumplen una función muy particular, ya que cambian la frecuencia eléctrica de las células, como así también su composición química, modificando su comportamiento, y como consecuencia de todo eso tú te sientes de una forma determinada.


Por lo tanto, tus emociones son mucho más que las cosas que sientes, son los conductores principales de tu sistema biológico, a la vez que orquestan el equilibrio de tu organismo.


Entonces, la pregunta que muchos se hacen es: ¿Si las emociones que siento son hormonas que mi cuerpo libera, qué puedo hacer para liberar más hormonas que me hagan sentir bien y menos hormonas que me hagan sentir mal?


Lograr eso es algo bastante sencillo, aclarando a la vez que sencillo no es sinónimo de fácil, y el hecho de que logres dominar tus emociones requiere de un intenso trabajo interior.


Y puedes lograrlo realizando aquellas actividades que te ayuden a liberar las moléculas asociadas con el bienestar; hormonas como la oxitocina, la serotonina, la dopamina y las endorfinas, por ejemplo realizando los deportes que te gustan, participando de actividades que te hagan reír, tomando un masaje, escuchando un tema musical que te inspire o dando un paseo por la naturaleza.


Sin embargo, hay una actividad que puedes realizar para lograr ese cometido, la cual se destaca por encima de todas las anteriores: Se trata de la práctica de la introspección.


Porque cuando se trata de que alcances el equilibrio emocional hay algo más importante que liberar la hormona de la felicidad, y está relacionado con que sepas transitar los estados emocionales desagradables y complicados.


La razón de lo anterior es muy simple; es muy difícil que puedas estar todo el tiempo alegre, ya que tarde o temprano sucederá algo en tu vida que hará que te sientas triste, enojado, frustrado o con culpa. Y eso sucederá, lo desees o no, simplemente porque así es la vida.


El punto está en que si has aprendido a liberar las hormonas de la felicidad, pero no has aprendido a transitar el dolor, entonces no sabrás qué hacer al momento en que las experiencias dolorosas se presenten en tu vida.