También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0

HOJAS DE COCA: CULTURA, MEDICINA Y LEGALIDAD. SEGUNDA PARTE.

Te doy la bienvenida como cada semana a este espacio dedicado al mágico mundo de las hierbas y sus beneficios para nuestro bienestar.


La semana anterior escribí la primera parte de la información y conocimiento que deseo compartir sobre esta planta sagrada milenaria, comúnmente llamada Coca, cuyo nombre científico es Erythroxylum coca.


En ésta segunda parte, ya mencioné la semana anterior, que abordaría las propiedades medicinales de la planta desde la perspectiva científica, a través de revisar algunas de las investigaciones más recientes publicadas en revistas académicas.


Si bien la ilegalidad de la planta, aún hoy vigente en gran parte del mundo por su asociación con la obtención de la cocaína, limita las posibilidades de desarrollar investigaciones mucho más extensas y masivas; he recopilado algunas publicaciones científicas, fundamentalmente desarrolladas en Perú, Bolivia y Colombia, que yo he considerado como las más interesantes para mí. Por ende, sobre esa base está armada la información con la que te encontrarás al continuar la lectura.


Las plantas destinan una cantidad significativa del carbono asimilado y de la energía a la síntesis de una amplia variedad de moléculas orgánicas, nombradas como metabolitos secundarios, que no parecen tener una función directa en procesos fotosintéticos, respiratorios, asimilación de nutrientes, etc. Lo interesante es que justamente esos metabolitos secundarios o productos naturales, son los que en general le aportan sus propiedades medicinales a cada planta.


En la Coca se pueden encontrar varios metabolitos secundarios siendo los más estudiados e importantes los siguientes: Alcaloides, Flavonoides y Terpenos. Y ustedes entonces se preguntarán qué acción tienen sobre el organismo cada uno de ellos? Asi que ahí va la respuesta…


Dentro de los varios alcaloides que contiene esta planta, el principal es la cocaína. Estos alcaloides son los responsables de las propiedades anestésicas y analgésicas de la hierba. También actúan sobre el sistema nervioso como neuroestimulante y lo hace sobre la dopamina, la cual es un neurotransmisor que actúa sobre el sistema nervioso simpático, produciendo un aumento en las pulsaciones del corazón y de la presión arterial, haciendo que la dopamina tenga un prolongado y amplificado efecto sobre el tejido nervioso. Otro de los alcaloides, la B- higrina, estimula las glándulas salivares y regula la carencia de oxígeno, lo cual ayuda a combatir el mal de altura cuando hay deficiencia de oxígeno en el medio ambiente, mejorando además la circulación sanguínea.


Los flavonoides regulan la permeabilidad de los capilares, deteniendo el flujo de proteínas y células de sangre, pero permiten el flujo de oxígeno, dióxido de carbono y otros nutrientes. Los flavonoides también pueden relajar el músculo liso del sistema cardiovascular, disminuyendo así la presión de la sangre, mejorando la circulación en el corazón y previniendo el aumento de placa arterioesclerótica.


En el caso de los terpenos, se encuentran principalmente en el aceite esencial de coca, y tienen varios usos entre los que se destacan su acción antiinflamatoria y antibacteriana.


Ahora bien, según el método de extracción, se logra una acción medicinal identificada diferente; y esto es porque cada método de tratamiento, extracción o consumo de la hoja de coca permite obtener todos o algunos de los diferentes metabolitos secundarios de la planta.

La maceración que se indica en el cuadro, puede realizarse con diferentes solventes, como aceite de oliva, etanol, solución fisiológica o solución hidroalcohólica (comúnmente llamada tintura madre).


Según las investigaciones consultadas, los macerados preparados con alcohol de la hoja de coca, frescas o secas, presentan actividad antibacteriana frente a Staphylococcus aureus, pero no presentan actividad antibacteriana frente Escherichia coli y Pseudomonas aeruginosa. Diferentes investigaciones corroboran la acción antibacteriana de la hoja de coca en preparados de solución alcohólica frente a bacterias grampositivas, como el staphylococcus. Esta bacteria es responsable de ocasionar en nuestro organismo enfermedades infecciosas cutáneas, neumonía, endocarditis, osteomielitis y artritis infecciosa.


También se ha encontrado acción inhibitoria sobre Mycobacterium tuberculosis y otras especies de Mycobacterium, uropatógenos gramnegativos multirresistentes, frente a bacterias gramnegativas y grampositivas, Enterobacterias, Cocos y Bacillus, sobre Streptoccocus de la cavidad bucal, y sobre bacterias gramnegativas resistentes.


Y para concluir, uno de los reportes que encontré pertenece al Dr. Ranulfo Cavero de la Universidad Nacional de San Cristóbal de Huamanga, de Perú, quien asegura que la sagrada hoja de coca (masticada o como mate) puede ayudar a enfrentar en distintas dimensiones al COVID-19.


No sostiene que la coca cure la enfermedad, sino que serviría para prevenir y mitigar sus efectos y contribuiría a conservar la salud mental en estos “Tiempos Difíciles”, tal cuál él lo expresa; ya que estimula el sistema inmunológico, posee propiedades antioxidantes, durante el tiempo que dura el proceso de coqueo, uno mantiene la boca y la garganta húmedas, hecho que hace que el virus no penetre a la tráquea. Solo o junto con la sal sirve para hacer gárgaras y desinfectar la garganta y la boca. Según las investigaciones realizadas, la coca tiene efectos favorables en el aparato respiratorio: incrementa la respiración; facilita la oxigenación en terrenos carentes de oxígeno; aumenta las expansiones toráxicas, disminuye la exhalación de agua por los pulmones y tonifica los músculos de la caja toráxica. La coca también hace que la sangre tenga mayor alcalinidad. Y finalmente, para conservar la salud mental: otro de los usos terapéuticos de la sagrada hoja de coca es que es antidepresivo de rápida acción; y favorece o motiva la interacción social placentera si se chaccha o acullica en grupo y conversando, como lo hacen y hacían y aún lo hacen los pobladores andinos. Por lo tanto te propongo, si tenés la posibilidad de conseguir hojas frescas o secas de coca, que hagas tu propia experiencia con ellas, y porque no, estés mejor preparada o preparado para enfrentar el virus que hoy tiene a la humanidad en jaque.


Deseo con todo mi corazón que ésta información que te brindo te sea útil y también que hayas disfrutado de leer mi artículo. Nos encontramos la próxima semana con mucha más magia herbolaria!


Si te gusta lo que comparto o tenés sugerencias o comentarios, contáctame a jtasca2003@yahoo.com.ar


Julia Tasca

PhD. Ing. Química

Profesora UNCPBA


Herborista

MIMATE. Hierbas Medicinales

https://www.facebook.com/Mimate-211415329591361


Contacto: jtasca2003@yahoo.com.ar


21 vistas0 comentarios