También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0

Germinados

#3 de la serie: “tu versión saludable.”


Los germinados son la opción para consumir nutrientes esenciales, de los llamados alimentos vivos, que mantienen su oxigenación y su energía vital. Luego de las algas marinas, son el alimento que contiene más micronutrientes favorables para transformarte en tu versión más saludable.


Los germinados hacen nuestra comida más sana a la hora de decidir ingerirlos. Son fáciles de cultivar y de tener a mano nutrientes frescos en tu cocina, no importa en que época del año estás.


La germinación de las semillas se realiza por si sola, solo necesita agua, luz y oxígeno.


¿Porque los germinados son tan valiosos?


Cuando una semilla germina, el despertar comienza dentro del grano. Los diferentes procesos metabólicos en la misma aseguran que la planta crezca poderosa para lo que vino a ser y que para su misión tenga la suficiente energía y vitalidad.


La semilla, cuando entra en contacto con agua se activa. Una vez activada cambia la composición del contenido original de la proteína, convirtiendo esa reserva en aminoácidos que le ayudaran a transformarse en planta. Algo tan maravilloso y si lo sabemos aprovechar nos beneficiamos con estos valores.


Si deseas adoptar un estilo de alimentación saludable y equilibrada, te aconsejo a que aspires a integrar más vegetales a tus comidas en tu día a día y la manera más fácil sería esta que te expongo en este artículo. Los germinados contienen los aminoácidos esenciales que el cuerpo humano necesita, cuestión para tener en cuenta si te estas cuestionando seguir una dieta vegetariana o vegana.


Dependiendo de las propiedades de la planta, los brotes contienen vitamina B, hierro, zinc, ácido fólico, calcio, magnesio y sustancias vegetales secundarias entre otros, que en nuestro cuerpo promuevan muchos procesos, como el antiinflamatorio, por ejemplo.


Entonces, combina los brotes en tus comidas con mayor frecuencia. Los puedes “espolvorear” en las ensaladas, sopas, sobre el pan o huevos o carnes…. etc.


¿Como hacerlos?


Los brotes se cultivan a partir de las semillas: como de berro, de alfalfa, brócoli, girasol…. También de los granos de cereales como el trigo, trigo sarraceno, la quinoa…. Otra variante son las legumbres como las lentejas, los garbanzos, soja etc.


Hay que prestar atención a la higiene de los artefactos que usas a la hora de cultivarlas y que agua usas para el enjuagado de las mismas en el proceso de germinación.