También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0
  • Andrea Ramírez

Florece Tu Vida

Hola amigo lector


Te saludo con mucho gusto y entusiasmo, es importante para mí compartirte de algo que me movió mucho emocionalmente durante esta semana y creo que nos puede aportar una manera distinta de realizar las cosas.


Te platico que por medio del trabajo recibí una capacitación para establecer y mejorar los objetivos del año en curso, el curso fue anunciado con mucha anticipación y con duración de toda la mañana, ante lo cual estaba emocionada y haciéndome expectativas de lo que sería el curso, las cuales se hicieron nada cuando obtuve el programa.


Después de ver números y metas a lograr, nunca imaginé que llegaría una sugerencia de como hacerlo, generalmente se especifica lo primero, pero al llegar a poner el ejemplo, no muchos lo hacen, lo que realmente me sorprendió fue el enfoque ya que las métricas quedaron a un lado y surgieron las apuestas de lo que queremos lograr en lo personal, ahí radicaba la importancia del tema y fue donde la audiencia logró enfocar su atención después de casi dos horas de ver tendencias,


El expositor fue un personaje que quedó inmóvil después de tener un accidente de auto, después de miles de revisiones, exámenes, diagnósticos, además de las repetidas ocasiones que le confirmaron que no volvería a caminar, el día de hoy es un triatleta.

En sus relatos contaba acerca de cómo transformar aquello que te pasa en la vida, algo así tipo si la vida te da limones has limonada, hasta que empezó la sección de la guía práctica para lograrlo.


Como primer paso y justo en esa crisis emocional y física donde de un día a otro perdió movilidad, su primer paso fue hacer una lista de bendiciones, tan básicas e importantes como el respirar, el ver, el escuchar (recordemos que no podía mover mas que la cara, en un inicio solo los ojos) al agradecer comentaba que valoraba inmensamente cada uno de los sentidos que le quedaban y no se enfocaba en los que había perdido provisionalmente.


Posteriormente hablaba de la importancia de nuestro existir, establecernos una razón, un porqué y para que de nuestras vidas, justo contaba el estudio realizado a los sobrevivientes de campos de concentración, los que llegaron al final eran aquellos que sabían tenían algún motivo para vivir, aquellos que no vieron donde quedaron sus hijos, o los habían enviado a refugiarse, los que tenían a sus padres ocultos, parejas que tenían la ilusión de reencontrarse, por poner algunos ejemplos, ubicado esto, es una direccionalidad para ubicarnos un motivo y una meta.


Después numerar una lista de valores y virtudes, como la perseverancia, la fe, la disciplina, la esperanza, entre muchas más e irlas actuando conforme el tiempo lo requiera, para el en este caso fue la perseverancia y la fé, de no saber como pero estar seguro de que en algún momento recuperaría la movilidad, posteriormente se pondría de pie, después caminaría, después recuperaría sus funciones, llegar a correr y la meta final, hace r el recorrido deportivo.


Al llegar al mismo y mostrar las imágenes, se cayó, llegó al final, se lesionó, pero nunca se avergonzó porque se enfocaba siempre en donde estuvo y los pasos que había recorrido hasta llegar a ese nuevo lugar, nuevamente mostraba el enfocarnos en el que, no el cómo.


Siendo así te comparto este maravillo curso que recibí, me parece una apuesta diferente ya que no es algo programado en la mayoría de nosotros.