También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0
  • Susana Lucìa Brandán

EXPERIMENTANDO MANDALAS LABERINTO


Hola querido lector, en los dos artículos anteriores hemos recorrido un esbozo sobre la Historia de los Mandalas, hoy te invito a que” pongas el cuerpo”, a que te inicies en esta práctica.


Hay muchas clases de mandalas, que vos mismo podes crear, en mi presentación de hoy pongo el énfasis en los Mandalas Laberintos.


Para qué sirven?:Son usados como un medio de meditación, y de contemplación.


Desde mi experiencia, contemplar es mirar desde el Alma, es permitir que la mente se aquiete y el corazón se abra para descansar en un estado de quietud interior, donde “SOY PARTE DE TODO, y TODO ES PARTE DE MI!!


Beneficios de esta pràctica:

Ante todo a relajarse ya que logra momentos de introspección.

Ayuda a equilibrar y desbloquear los hemisferios cerebrales.

Incrementa la coordinación ojo-manos.

Libera emociones.

Mejora la concentración y optimiza la atención.


Mandalas Laberinto.

El laberinto y el mandala son dos metáforas del viaje, de la meditación en uno mismo, del trabajo en la vida interior.


Conocido desde la antigüedad por ser un símbolo de viaje, el laberinto comparte este aspecto con el mandala.


En ambos el camino es hacia el centro, las pruebas que siguen son un camino de muerte y renacimiento. Hay más, en la antigüedad el laberinto se asimila al útero materno, por lo que el laberinto se convierte en un camino iniciático, de vida y muerte, que regresa al vientre de la Diosa Madre, la cueva en el centro. Un eco de estas creencias ha llegado a tiempos más recientes; entre las poblaciones nativas de Estados Unidos durante el parto hasta mediados del siglo XX, se acostumbra poner una imagen de laberinto frente a la madre, para alentar el nacimiento y mostrarle el camino al niño por nacer.


El laberinto se convierte en un lugar especial donde el misticismo alcanza su máxima expresión de unión y defensa de lo sagrado, mientras permanece en un lugar oscuro, incomprensible si sus códigos no son conocidos y difíciles de enfrentar. Entonces, el laberinto como el mandala tradicional tiene un valor defensivo, destinado a aquellas personas que saben leerlos, aplicando paciencia y dedicación, son un lugar seguro para unos pocos inaccesibles para muchos. Ambos representan el camino que conduce al corazón y al centro del mundo espiritual de la vida futura, por esta r