También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0
  • Leonardo Martín Brito

Eres el Centro del Universo


Considerado Lector, he de iniciar este artículo haciéndote una pregunta: Si no existieras tal y como eres ¿Qué sería del Universo sin ti?


En el interior de cada ser humano existe una voz interna, la del ego, la cual siempre invita a la división, con la intención de ganar cada vez más terreno en la vida personal de cada persona.


Pero por otra parte hay otra vocecilla que está llena de amor y que te invita a recordar que la Existencia y el Universo en su totalidad emanan su poder gracias a que tú eres la base de Todo.


¿Qué sería de ti si confiaras en ti mismo y creyeras que eres el centro de tu propio universo?


¿Qué sería de ti si no tuvieses miedo alguno y confiaras en los Talentos y Kapacidades que eres capaz de desarrollar? Te lo voy a responder: Serias capaz de forjarte una vida nueva a la medida de tus sueños.


Aprovecho una vez más al escribir el presente artículo para recordarte que eres Uno con el Todo. Y no tengas miedo alguno de sentirlo así, pues de ese modo podrás materializarlo en tu experiencia.


Al final de cuentas ¿Qué es lo peor que te puede pasar? O tal vez lo mejor.


El problema de todo ser humano que duerme inconscientemente en su zona de confort radica en una sencilla cuestión: Que no sabe amarse lo suficiente como para darse cuenta de que el Universo Existe en este preciso momento gracias a la capacidad que tenemos de tomar consciencia de Su Existencia.


¿Eso te parece poco? Todo depende de tu decisión y de la manera en que seas capaz de observar las cosas. Entonces ¿Cuál decisión vas a tomar?


El Universo siempre tiene las puertas abiertas para ti, pero es muy probable que aún no tengas el valor de asumir esa responsabilidad para ponerle el cuerpo a la experiencia, debido a tu escasa confianza interior.


¿Cuándo vas a tomar el lugar que te corresponde? Ojalá se tratase de cuestiones materiales, pero todo esto se trata del resultado de tu conexión interior con el Todo.


El problema está en que aún prefieres creer que hay que trabajar duro para fomentar el crédito en ti mism@, en vez de vivir en tu propio favor.


Y haz de saber que no hay alguien que pueda ayudarte si es que la vocecilla limitante se ha