También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0
  • Julia Elena Tasca

EL PODER ANTICANCER DEL CARDO MARIANO

Te doy la bienvenida como cada semana a este espacio dedicado al mágico mundo de las hierbas y sus beneficios para nuestro bienestar.


Y llegamos a diciembre… y se vienen los festejos de fin de año, de navidad para los cristianos, y tantos otros motivos de encuentro. Y como cada año, también comemos de más, y consumimos alimentos no habituales. Y nuestro organismo, y particularmente el hígado, sufre las consecuencias. A su vez, hemos atravesado un año 2020 con una carga de estrés altísima, con una invitación desde lo social al enfrentamiento, al miedo; en donde el psiquismo también sufre las consecuencias de un año de caos permanente e incertidumbre. Lamentablemente, veremos de aquí en más como todo esto termina generando síntomas físicos en muchas personas. Y es por ésta razón que hoy deseo recorrer en éste artículo las maravillas que puede hacer el CARDO MARIANO para ayudarnos a transitar lo que queda del año en curso, y con más razón lo que vendrá.


A principios de éste año escribí sobre ésta hierba, desde mi experiencia con ella, y analizando por qué crecía en mi patio y en los lugares cercanos. El artículo es parte de la saga DE LA PLAZA AL BOTIQUIN, y te invito a leerlo. Pero hoy voy a ampliar la información en lo que se refiere al empleo del Cardo Mariano como un potente protector y regenerador del hígado, y un eficaz remedio para prevenir el cáncer, reducir e incluso combatir algunas metástasis de cerebro.


Las semillas del cardo mariano contienen un principio activo llamado silimarina. La silimarina es una mezcla que contiene compuestos de nombres tan raros como silibina, isosilibina, silicristina e isosilicristina, silidianina y taxifolina. Esa mezcla de compuestos es la clave de las propiedades medicinales de esta planta y responsables tanto de su acción reparadora y hepatoprotectora, como también de la prevención y reducción del cáncer y algunas metástasis.


La ciencia y la investigación científica han logrado comprobar, luego de 2000 años de existencia y uso de ésta maravillosa planta, algunos efectos más que prometedores para el tratamiento de varios tipos de cáncer y a modo de ejemplos te menciono algunos.


En niños con leucemia linfoblástica aguda, se encontró que la silimarina disminuía los efectos secundarios de la quimioterapia sobre el hígado sin efectos negativos en el tratamiento del cáncer.


En hombres con cáncer de próstata que se habían sometido a cirugía para extirpar la próstata, se encontró que la administración de silimarina y selenio mejoraron la calidad de vida, disminuyeron el colesterol y aumentaron la concentración de selenio en la sangre.


En un estudio de observación de mujeres con cáncer de mama sometidas a cirugía y radioterapia, se encontró que una crema a base de silimarina ayudó a prevenir el sarpullido en la piel causado por la radioterapia.


En varios ensayos clínicos, se analizó el uso del cardo mariano para el tratamiento de pacientes con hepatitis, cirrosis, intoxicación por hongos o trastornos de los conductos biliares. Las dosis en estos ensayos eran muy variadas y se obtuvieron resultados desiguales. Sin embargo, en todos los casos, los pacientes que tomaron silimarina tuvieron menos síntomas y una mejor calidad de vida que los pacientes que no la tomaron.


Se encontró que la silimarina aumenta la eficacia del tratamiento de quelación del hierro, que elimina el exceso de hierro de la sangre de los pacientes que recibieron muchas transfusiones de sangre.


Y para finalizar este listado de evidencias quiero compartir un descubrimiento realizado por investigadores españoles que abre un nuevo y esperanzador camino ante uno de los tipos de cáncer más mortales como son las metástasis de cerebro.


El trabajo fue publicado en una de las revistas de referencia para los médicos de todo el mundo, Nature Medicine, y dice que la silimarina del cardo mariano, la planta que te encuentras por los caminos, reduce el tamaño de las metástasis cerebrales y alarga la vida de los pacientes sin producir efectos secundarios negativos.


Los primeros estudios se realizaron con pacientes voluntarios en el Hospital Universitario Josep Trueta de Girona. Los resultados, publicados en 2016 en la revista Oncotarget, fueron espectaculares: Las metástasis habían encogido entre un 70 y un 85%. En un estudio posterior, se administró silimarina junto con el tratamiento convencional a un grupo de 18 pacientes con cáncer de pulmón que habían desarrollado metástasis en el cerebro. En 13 enfermos se redujo el tamaño de las metástasis. Y no solo eso, en tres de ellos desaparecieron por completo y la supervivencia se multiplicó por tres.


Este tratamiento todavía es una terapia experimental, así que probablemente pasen otro par de años para que todos los pacientes puedan beneficiarse. Eso siempre que los investigadores consigan la financiación necesaria y no encuentren oposición en su camino. Sin embargo, el cardo mariano es una planta que crece naturalmente en campos y caminos y por suerte podemos acceder a ella y recorrer nuestra propia experiencia acompañados siempre de nuestro médico naturista de confianza.


Actualmente las metástasis se tratan, cuando es posible, con cirugía y radioterapia, que pueden producir efectos secundarios graves y no alargan mucho las expectativas de supervivencia, o con fármacos eficaces en una minoría de pacientes con mutaciones específicas.


¿La forma de consumir el cardo mariano para poder beneficiarse de todas estas propiedades?


Pues hay diferentes formas: infusiones, comprimidos, leche de cardo, tinturas madre, geles, polvos, cápsulas.... Y la forma más natural: salir al campo a recogerla tú mismo. Pero recuerda, siempre agradeciendo y tomando sólo lo que necesitas y si estás seguro al 100% de saber reconocerla y usarla adecuadamente.


Para mí la forma más práctica y efectiva de incorporar el cardo mariano es utilizando tintura madre de las semillas, que consiste en un macerado de las mismas en una base de alcohol de cereal y agua, que después de un tiempo se filtra y envasa para consumir en gotas.


En mi familia, y entorno más cercano, el cardo mariano es uno de los mayores aliados, por lo que puedo dar testimonio de los resultados maravillosos de ésta semilla. Mi padre es uno de esos casos. Con un diagnóstico de un tumor en vías biliares recién iniciada la pandemia, el panorama era complejo, tanto para operar como para no operar. Hace 9 meses que consume las gotas de tintura madre de cardo mariano que le preparo; y aunque aún no hemos vuelto a realizar tomografía, los análisis de sangre y su calidad de vida son impecables! Habrá que esperar a las próximas imágenes para tener certezas científicas; aunque yo las tengo hoy desde la intuición!


Y todavía quedan pendientes para algún otro artículo las propiedades esotéricas y mágicas atribuidas al Cardo Mariano


Deseo con todo mi corazón que ésta información que te brindo te sea útil y también que hayas disfrutado de leer mi artículo. Nos encontramos la próxima semana con mucha más magia herbolaria!


Si te gusta lo que comparto o tenés sugerencias o comentarios, contáctame a jtasca2003@yahoo.com.ar


Julia Tasca

PhD. Ing. Química

Profesora UNCPBA


Herborista

MIMATE. Hierbas Medicinales

https://www.facebook.com/Mimate-211415329591361


Contacto: jtasca2003@yahoo.com.ar


54 vistas0 comentarios

También Puedes

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0

Suscribete al Boletín Semanal

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. CRISTIAN ZEBALLOS