También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0
  • Leonardo Martín Brito

El Papel Fundamental de las Creencias Sobre la Salud y la Enfermedad


Sí dejas de desesperarte y consideras el tema en detalle, te darás cuenta de que el covid-19 no es tan diferente a la gripe. En realidad es muy parecido a una gripe fuerte; sin embargo, no es gripe.


La gripe tiene un rango de sintomatología que tú has experimentado en muchas ocasiones a lo largo de tu vida.


¿Cuántas veces sufriste de algún que otro síntoma gripal y ni siquiera te enteraste de que la tenías?


Eso es así porque el sistema inmunológico atrapa el virus y lo contiene tan rápidamente que elimina los síntomas, incluso mucho antes de que lleguen a manifestarse.


Es posible que hayas contraído gripe en el pasado y ni siquiera te hayas enterado de que la tenías, porque tu sistema inmune la eliminó prácticamente en el acto.


Para que tengas un poco más de claridad sobre este tema, te conviene primero entender qué es la gripe y cómo la temporada de frío favorece a la misma.


Existen diferentes tipos de virus, rinovirus y retrovirus que se presentan anualmente todos los años, mostrando todos los síntomas de la gripe o del resfrío.


Las bacterias y virus afectan el sistema respiratorio, por dónde entra y sale permanentemente el aire.


Estos tipos de virus se replican a temperaturas inferiores a nuestra temperatura corporal. Es por esa razón que cuando un virus, que tiene una naturaleza fría, infecta a una célula, el mismo no logra replicarse a temperaturas altas, mayores a 37 grados.


Así que, básicamente si la temperatura baja algunos grados, automáticamente el virus entra en acción, porque para desarrollarse necesita una temperatura más fría que la corporal normal.


Y ese es el motivo de que la temporada de gripe está asociada con el invierno, y aunque no me lo creas, esa simple creencia genera que una gran mayoría de personas tengan síntomas de gripe que van desde "ni siquiera lo sabía", hasta "tengo coronavirus".


Porque en realidad no te das una idea de lo poderosas que son tus creencias, ni de cómo las mismas inciden en tu organismo y en la reali