También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0

El estrés y la nutrición juegan un papel clave como desencadenante de gastritis

#10 de la serie: “Comer para Sanar.”


Gastritis es la inflamación de las células que revisten el estómago. Una gastritis es aguda cuando aparece por un periodo corto de tiempo y es crónica cuando se prolonga por meses o años.


Casi todos ya hemos pasado en tener dolor de estómago en un momento u otro.


El estómago es un órgano de alto rendimiento. Es aquí donde la comida que ingerimos hace la primera escala larga: se tritura, se amasa y se empapa con el ácido estomacal corrosivo, que mata también los gérmenes que puedan haberse perdido por estos lados. Para que el estómago no se digiera a si mismo de inmediato, hay también células especializadas en la mucosa gástrica, de producir un moco viscoso que la recubre la misma como una fina película protectora. Si esta capa de protección se ve afectada por la alta producción de ácido gástrico, la mucosa gástrica llega a dañarse e inflamarse.


Los posibles desencadenantes, que hacen que las células del estómago produzcan demasiado ácido gástrico pueden ser la nicotina, el alcohol, el café o las comidas picantes o con vinagre.


Ingerir veneno por alguna razón.


El estrés mental o físico (miedo, accidentes, traumas).


Infecciones por bacterias (Helicobacter pylori), virus o mohos.


Algunos medicamentos como los analgésicos, aspirina, diclofenaco, ibuprofeno, especialmente en combinación con cortisona, así como los inmunosupresores, entre algunos de los desencadenantes.


La gastritis aguda suele desaparecer rápidamente si se cuida el estómago, reduciendo todo lo que lo inflame, como el estrés, así que aprender a lidiar con este, y la inadecuada alimentación: como las comidas grasas, picantes, demasiado dulces, ya que esto significa un duro trabajo para el estómago, reaccionando con irritaciones y produciendo más ácido gástrico y esto hace que los músculos se contraen de repente causando el dolor estomacal. El café, el alcohol, las bebidas gaseosas hacen aumentar la producción de acido gástrico, al igual que los alimentos fritos, ahumados, las salchichas, embutidos, carnes rojas, los productos prefabricados como bollerías, pizza, etc. salsas incluyendo mayonesa y kétchup, los enlatados también.


Recomiendo como dieta para la gastritis, concentrarse en los alimentos que tienden a frenar la inflamación de la mucosa gástrica y evitando así el estímulo de ácido clorhídrico que producen las célula