También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0

El camino hacia tu ser


Es un camino que comienza con la decisión de ser humanos, al pasar por el portal del nacimiento. Asimilando la consciencia humana, como regla para jugar a vivir en un juego de vida con un fin: llegar a tu ser.


El ser es un territorio que aún no has descubierto, lleno de todas las posibilidades. El mayor descubrimiento que puedas lograr en tu existencia es descubrirte a ti mism@.


Estamos acostumbrados a vivir determinados roles en nuestro juego de vida, a lo que en ocasiones nos lleva a vernos como víctimas frente a las situaciones que mismo nosotros creamos, sin tenerlo en cuenta.


Tu juegas con la ilusión de estar separad@ de todo lo que te rodea, o sea que lo que acontece a tu alrededor no lo asocias contigo. Has olvidado que has creado el juego de tu vida para experimentar en la dualidad de este mundo y crees que eres el cuerpo físico que tienes, que eres tu mente porque piensas y terminas creyendo desde tu punto de vista, o que eres tu alma, como una esencia superior. Pero estos son solo instrumentos de percepción para tu realidad y para negociar con tu entorno. Tú eres quien utiliza y domina estos instrumentos. Tu ser no es idéntico a tu cuerpo físico, tus pensamientos o sentimientos, estos son solo instrumentos para encontrar tu verdadero Yo. Esta es la llave para el placer de la existencia humana, llegar a conocerte en todos los niveles de tus cuerpos que te conforman.


Si de niños aprendimos a recibir elogios de los demás por nuestra imagen o comportamiento, a gustar a los demás, a mostrar sentimientos de valor de otros, etc. De grandes necesitaremos situaciones para seguir queriendo recibir los elogios de los demás y aprobaciones por nuestro comportamiento e imagen. Seguimos fijos a la visión de otros llamando a este resultado orgullo personal.


Al comenzar a darte cuenta que no estás viviendo en tu vida eso que desearías, que vives la visón y expectativas de otros, sentirás incomodidad. Sentirás intuitivamente que hay algo más para realizarte, aunque tengas ya éxito en tu vida. No te sientes en plenitud ni en tu lugar, vives un rol que en realidad no te pertenece, que lo has ido tomando como propio por experiencias pasadas.


Alargar esta situación es maltratarte. Como resultado te encontraras infeliz o padeciendo alguna enfermedad. Cada enfermedad y cada mala suerte es una demostración de que no somos nosotros mismos.


¿Que busca un Manager en su trayecto de carrera profesional?, ¿Qué busca un enfermo en un Chaman?, ¿Qué busca un adolecente enamorado en su novia?, o ¿Qué buscas tú de quien te pueda guiar espiritualmente?

Todos buscamos algo al hacer las cosas: Nos buscamos a nosotros mismos.


Es aconsejable replantearse la situación en la que te encuentras. Como es aconsejable descubrir quién eres en lo que haces? y para qué lo haces?

Todo lo que hacemos nos deja un aprendizaje para tener en cuenta en este juego de nuestra vida. Un punto muy importante es ser coherente en eso que decides hacer. ¡Analízate! ¡Auto obsérvate!


Para que tengas en cuenta: ser coherente nutre tu cuerpo energético, lo contrario te quita energías.