También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0
  • Damián Eloy Cofán

El 16 Número Kármico

Saludos queridos lectores y bienvenidos a otro capítulo de esta serie de Artículos, donde vemos los detalles que corresponden a las Vibraciones Kármicas, comúnmente denominados Números Kármicos. Hoy avanzaremos abordando lo que refiere a las características del 16.


Estamos en esta instancia ante una Vibración que requiere atención y autodominio para ser manejada, además de paciencia. Es una Vibración que nos avisa que hay que avanzar despacio y mirando dónde se da cada paso, de la misma manera que si estuvieses caminando al borde de un precipicio, donde cada paso cuenta y un solo movimiento en falso puede ser el desencadenante de terribles consecuencias.


Quizás lo que escribo pueda resultarte exagerado, pero desde mi experiencia no lo es. He visto personas portadoras de la Vibración 16 que han atravesado años de amargura a causa de sus decisiones.


¿Por qué? Porque el Número en cuestión nos señala la Soberbia manifestada de distintas formas, que concretamente son tres principales.


La primera es la tendencia a actuar por impulso de manera irreflexiva, caprichosa, que mueve al individuo a actuar sin medir las consecuencias de sus acciones, ni las del impacto que tienen en las demás personas de su entorno. Y hacen esto movidos por emociones tan intensas que no se dan lugar a evaluar.


La segunda, es no escuchar las opiniones de los demás, ni sus ideas ni puntos de vista, a no planificar, siendo más fuerte el impulso por actuar que cualquier otra cuestión. Esta instancia de cerrarse en su propia visión de las cosas, es donde podemos ver lo más disarmónico (o negativo) de la Vibración del 1.


En tercer lugar, podemos encontrar una tendencia a torcer los acontecimientos y las acciones de las personas en función de los dos puntos anteriores, para que lo acompañen en sus arrebatos impulsivos y para “salirse” con la suya. Siendo la suya una visión limitada de los acontecimientos. También puede mencionarse este punto como a intentar manipular a los demás.


Es que el 16 representa “el rayo enviado por Justicia Divina” para aniquilar las obras de los hombres que se erigieron sobre los pilares de la soberbia y el poder despiadado.

Como ven, el 16 es una Vibración Kármica autodestructiva que ha de ser manejada con firmeza. Veamos entonces algunos indicios para gestionarla de manera constructiva para quien la porta, donde la clave para eso es enfocarse en los aspectos armónicos (positivos) del Número al que llegamos sumando 1 y 6, el 7.


El aprendizaje para la Energía 16 es aceptar las pruebas con amor y sin temor a equivocarse, desarrollando cada vez más la consciencia propia, detectando ante qué situaciones surgen esos impulsos sorpresivos y a qué emociones están conectados. A respetar sus momentos para estar solo, a brindarse espacio para auto conocerse. Encarnando esa tendencia a la introspección que le causa placer a quienes portan un 7 en sus energías.


Sería también muy recomendable, que quienes portan un 16 se permitan escuchar sus tiempos y que planifiquen los pasos que van a dar con cuidado, midiendo las consecuencias que podrían devenir de sus acciones. Como también que estén atentos a los ciclos que van abriendo y que van cerrando, rescatando el aprendizaje que obtuvieron en cada uno de ellos. Porque esa experiencia es la que podrán emplear en el ciclo siguiente, si evitan caer en el perfeccionismo y en pensamientos que podrían llevarlos al pesimismo y a la depresión.