También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0
  • Leonardo Martín Brito

Déjalo Ser: Permite Que Los Demás Sean Como Son

No es un secreto que las relaciones sean tan problemáticas y conflictivas como parece no haberlo sido en momentos anteriores.


Y considerando tal situación es importante que seas consciente que la finalidad de una relación no es hacerte feliz o satisfacerte, por lo tanto si continúas intentando salvarte a través de una relación, a la larga o a la corta te sentirás desilusionad@, una y otra vez.


Pero si aceptas que el “para què” de las relaciones es que te hagas consciente de tus mecanismos inconscientes, en vez de pretender que te hagan feliz, entonces podrás aprovechar el escenario que te ofrecen las mismas, para alinearte con un propósito mayor.


En los tiempos por los cuales estamos atravesando, quienes quieran aferrarse a los viejos patrones basados en querer cambiar al otro a través de la imposición, solo generarán más caos, confusión, desintegración y violencia.


Por eso resulta clave que no te alteres, ni te enojes si tu pareja no te hace caso, ni atiende los “sabios” consejos que tú le brindas, porque solamente podrás generar un cambio en el otro a través del Contagio; Contagio generado desde tu Coherencia y tu Brillo.


Es importante que entiendas que la conciencia solo puede llegar al mundo a través de ti. No tienes que esperar que el mundo cambie o que otra persona se vuelva consciente para que tú puedas avanzar, porque podrías esperar eternamente a que eso suceda.


Si accedes a participar de acusaciones mutuas por los errores que tanto el otro como tú puedan llegar a cometer, en ese momento te habrás identificado con tus juicios, tus creencias y tus suposiciones, lo cual sólo te conducirá a defender tu importancia personal y finalmente al sufrimiento.


Y ese será el momento en que tu yo se ponga al mando y comenzarás a actuar automáticamente desde lo programado en ti.

En ciertas ocasiones puede ser apropiado que le señales a tu pareja ciertos aspectos de su comportamiento. Y si te encuentras muy alerta; muy presente, podrás hacer eso sin que tu yo se inmiscuya, sin culpar, acusar, ni decir al otro que está equivocad@ y sin exigirle algún tipo de cambio por su parte.


Cuando tu compañer@ se comporte inconscientemente renuncia a juzgarl@, porque el juicio sólo alimenta el comportamiento inconsciente de la otra persona para que se identif