También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0

CANNABIS O MARIHUANA… CAPÍTULO 3: PAPEL, VIVIENDAS E INDUMENTARIA DE CANNABIS?

Te doy la bienvenida como cada semana a este espacio dedicado al mágico mundo de las hierbas y sus beneficios para nuestro bienestar.


Hoy continuamos por éste apasionante recorrido que iniciamos hace ya dos semanas, con el artículo sobre el CANNABIS SATIVA, más comúnmente conocida como MARIHUANA. Si no los leíste aún te invito a leerlos. El primero de ellos es sobre el registro histórico y ancestral del uso de la planta; y en el segundo artículo descubrimos como nuestro cuerpo produce cannabis y el impacto que éste sistema endocannabionide tiene sobre la salud humana.


Y en el capítulo de hoy, para seguir sorprendiéndote, te contaré cómo es posible satisfacer las necesidades básicas de alimento, techo, ropa y salud… a base de una única planta: el CANNABIS!


Para lo cual, primero he de contarte un poco, porque siendo tan increíbles todos los beneficios que nos brinda el cannabis, sigue estando prohibido, no solo su consumo, sino también su cultivo… Como si fuera un poder del hombre prohibir a la naturaleza!!!


Existen dos subespecies de la misma planta. La primera, el Cannabis sativa, conocida como marihuana, tiene propiedades psicoactivas por su contenido en THC (tetrahidrocannabinoide; te recomiendo leer el capítulo 2 para más detalles). La segunda, que luce prácticamente idéntica a la anterior, clasificada como Cannabis sativa L. (La “L” se incluyó en el nombre en honor al botánico Carl Linnaeus que la descubrió) es conocida también como cáñamo, y en algunos países europeos su cultivo se legalizó a partir del desarrollo de una subvariedad con contenido de THC menor al 0.3%


La historia de la prohibición de las drogas poco o nada tuvo que ver con los efectos psicoactivos de la marihuana. La razón detrás de que a finales de la década de los 30 se prohibiera el cultivo, comercio y consumo de esta especie vegetal en los Estados Unidos está relacionada, por un lado, al clima social que se vivía en esa época vinculada al racismo y a las luchas de clases y los prejuicios sobre aquellos a los que se indicaba como principales consumidores: los mexicanos y los negros; hecho que fue aprovechado y utilizado como campaña mediática.


Por otro lado, en la década de los 30, el papel se producía a partir de dos fuentes fundamentales, el cáñamo que producía un papel resistente y fácil de producir, aunque requería mucha mano de obra, y la madera. En esa época, se introduce el descortezador mecánico, una máquina que hacía que producir papel partiendo del cáñamo se volviera más fácil, barato y ecológico, por lo tanto más rentable. Este invento puso en jaque el monopolio de la industria de aserraderos manejada por uno de los hombres más ricos y poderosos de la época, quien además era dueño de un emporio mediático. El descortezador mecánico, que hacía del cáñamo la fuente ideal para producir papel, amenazaba con llevar a la ruina la industria de la madera. Otro gigante de la industria, la petroquímica Dupont, que había sido responsable de la creación de fibras sintéticas como el nylon, encontraba también en el cáñamo uno de sus más acérrimos competidores, pues la resistencia de sus fibras era comparable, pero los efectos ecológicos de sus productos hechos en laboratorios eran inconfesables. Pero además, esta empresa tenía la patente del ácido sulfúrico, un químico usado en grandes cantidades en el procesamiento de la pasta de papel obtenida de la madera, por lo que también este negocio se vería afectado por el auge del cáñamo.


La inconveniencia económica del cáñamo, que hería profundamente industrias millonarias, sumada a una campaña de desprestigio popularizada por los periódicos hicieron que el comisionado del Departamento Federal de Narcóticos, Harry Anslinger, tomara esta causa y en nombre de la moral, el patriotismo y las buenas costumbres, lograra que en 1937 se prohibiera su cultivo y se expandiera una política que haría que todo país que quisiera entablar relaciones comerciales y políticas con Estados Unidos asumiera esta prohibición.