También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0

CÚRCUMA, “LA DIOSA DE ORO”

Te doy la bienvenida como cada semana a este espacio dedicado al mágico mundo de las hierbas y sus beneficios para nuestro bienestar.


Esta semana elegí una especia que ha tomado gran relevancia en los tiempos más recientes y que parece ser el gran descubrimiento de occidente. Me refiero a la Cúrcuma. En los últimos 40 años se han publicado más de 5000 artículos académicos sobre ella. Sin embargo, esta especia es conocida en la India desde hace milenios y ha sido mencionada en los textos ayurvédicos más antiguos.


Su nombre en latín es Cúrcuma Longa. Es pariente del jengibre y se la denomina de diferentes formas, entre ellas kanchani que se traduce como “Diosa de Oro”.


La cúrcuma es uno de los ingredientes del curry en la gastronomía de la India y aporta un color amarillo intenso característico, procedente de la raíz de la planta. En la industria alimentaria es utilizado como colorante natural, catalogado en el código alimentario de la Unión Europea como E100.


La planta necesita altas temperaturas y mucha lluvia para crecer por lo que ha encontrado en las ricas y húmedas tierras de India y del sur de Asia el sitio ideal para crecer y desarrollarse. Sin embargo, actualmente se cultiva en diversas partes del planeta y se recolecta principalmente en los meses de invierno.


La acción medicinal más conocida de la cúrcuma es como un potente antiinflamatorio de gran alcance, cuya eficacia es comparable a los medicamentos farmacéuticos. Sin embargo, también actúa limpiando la sangre, como analgésico, antibacteriano, antitumoral, antialérgico, antioxidante, antiséptico, antiespasmódico, astringente, carminativo (disipa los gases intestinales), colagogo (promueve la función del hígado), digestivo y diurético (elimina exceso de líquidos).


Los principios activos de la cúrcuma son unas sustancias llamadas curcuminoides, responsables de su potente actividad antiinflamatoria. Representan entre un 3 y un 5% de la cúrcuma, aunque dependiendo del origen de ésta puede llegar a alcanzar niveles más altos; influyendo las condiciones de crecimiento y las prácticas agrícolas.


El interés sobre los curcuminoides radica en que son sustancias que inhiben la síntesis de prostaglandinas inflamatorias, presentando la misma capacidad antiinflamatoria que los fármacos en casos agudos sólo que sin los efectos secundarios de toxicidad.


También ha demostrado tener potencial terapéutico en enfermedades oxidativas e inflamatorias crónicas, como síndrome metabólico, artritis, ansiedad e hiperlipidemia.

Ahora bien, el consumo de cúrcuma por sí sola no produce estos benefi