También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0

Código andino LLANK’AY - Sincronización

¡Hola Joyas! De nuevo conectamos en tiempo-espacio para compartir un momento de magia y brillo en donde te invito a que continuemos profundizando en el arte del amor, amor a nosotros mismos, a nuestro proceso de transformación en brillo y amor a los otros.


Continuamos recorriendo los códigos andinos y hoy te comparto el cuarto código andino en donde conectaremos con el arte de la sincronización, ¿sincronización con que? ahí está la clave.


Recordemos que kawsay es reconocer nuestra existencia es el primer paso para reconocer que somos un personaje automático que pertenece a un todo para elegir ser algo más, algo diferente, es la semilla que decide partirse, abrirse para germinar. El siguiente paso es conectar con las multi verdades que nos brinda Anya, el juego de opuestos que nos lleva a decidir lo que sí y lo que no, descubrir que en el juego de opuestos hay un foco inferior que hay que develar para crear un foco superior que nos lleva a crear Munay que representa un estado de gracia, un germen es el resultado de una semilla que eligió dejar de ser semilla para transformarse en algo más.


Ahora que con el Munay nace nuestro deseo de ser un germen, de ser algo diferente a mi programación se requiere el poder de la sincronización de Llank’ay para fortalecernos, fortalecer y nutrir nuestra mejor versión, nutrir nuestro deseo de crecimiento y ampliación de conciencia.


Entonces , ¿con qué sincronizamos? Sincronizamos con nuestro deseo y con aquello que nutra nuestro deseo, y para esto hay que crear una coordenada que nos ayude a ubicarnos en donde estamos y adonde deseamos llegar, en los rituales aparece la consideración del tiempo-espacio, y como coordenadas las 4 direcciones, los 4 elementos, los germinados se transforman en plántulas con 4 direcciones, raíces, dos hojas y el tronco que se dirige a crecer hacia el sol. En nosotros seres humanos el corazón es el órgano que nos ayuda a sincronizarnos primero con nosotros mismos y después con lo que elijamos que nos nutra para transformarnos en nuestra mejor versión.


Es interesante como nuestro cuerpo biológico nos muestra el camino,el corazón es el centro de la sincronización desde donde nos sincronizamos con el entorno, nuestros pies las raíces (sur), nuestros brazos (este y oeste), y nuestra cabeza (el norte).


deseo mi artículo te sume brillo,


Sofia Fuentes


Sofia Fuentes

Arquitecta y Diseñadora de Interiores

Coach y Terapeuta Holística

Escritora del libro “Símbolos desde la Fuente”


Email:

sumabrillo@gmail.com

Pagina web:

www.sumabrillo.com

Youtube: https://www.youtube.com/c/SumaBrilloTuEresLaJoya

Instagram: https://www.instagram.com/sumabrillo___tuereslajoya/

Facebook:

https://www.facebook.com/sumabrillo

Twitter:

https://twitter.com/SumaBrillo


28 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo