También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0

BOTIQUÍN HERBAL PARA LA ARTROSIS!

Te doy la bienvenida como cada semana a este espacio dedicado al mágico mundo de las hierbas y sus beneficios para nuestro bienestar.


Desde hace un par de semanas inicié una serie de artículos, que en lugar de recorrer todos los beneficios de una hierba en particular, tratan sobre síntomas o patologías del y las hierbas medicinales que se pueden aplicar para mejorar esos cuadros de enfermedad.


Hoy es el turno de la artrosis, una enfermedad que según algunos estudios y relevamientos científicos, afecta alrededor de un cuarto de la población. Al igual que la artritis, la artrosis es una enfermedad que en general se hace crónica y degenerativa.


Y aquí me permito hacer un paréntesis, para mencionar que en general la medicina tradicional considera a la artrosis como una enfermedad incurable. Sin embargo, desde mi humilde experiencia, te cuento que yo sufría de dolores muy intensos de rodilla y por muchos años estuve convencida que estaba condenada a sufrir de dolor y reducir o limitar el tipo de actividad física. De hecho, por ejemplo, luego de arrodillarme el dolor al levantarme era muy fuerte. O luego de manejar algunas horas, al bajarme del vehículo me llevaba algún tiempo poder sostenerme y enderezar las piernas. El diagnóstico? Un principio de artrosis y artritis que, según el médico, se agravaría. Y si bien puedo decirte que parte del tratamiento implicó buscar una medicina más natural como la Medicina Ayurveda, a partir de la cual incorporé muchas de las hierbas medicinales de las que hoy voy a mencionar; no te estaría contando la totalidad de la historia si no mencionara que eso no fue suficiente. A la par de los cambios en lo real de mi alimentación y la incorporación de medicina natural, también decidí iniciar un proceso interno de transformación, que hoy estoy convencida que fue lo que realmente me permitió poder decirte hoy que hace ya algunos años que todos los síntomas desaparecieron…! Sin embargo, para llegar a eso, comencé como la mayoría de nosotros… Es decir buscando alguna solución externa para mis dolores y síntomas… Así que para cerrar este paréntesis simplemente te dejo una pregunta: Es posible que tus dolores y síntomas físicos sean las señales de los conflictos no resueltos de tu vida?? Y si descubrieras cuáles son esos conflictos inconscientes… qué pasaría con los síntomas?


Pero como éste artículo es sobre hierbas, volvamos al tema…


La artrosis produce una alteración de los cartílagos de las articulaciones y estos se van destruyendo, por lo que se reducen hasta el punto de poder desaparecer del todo en una articulación. Esto conlleva síntomas como dolores articulares, inflamación, rigidez y deformación de estas partes del cuerpo. Puede darse en cualquier articulación del cuerpo, pero las partes más comunes son las manos y las rodillas.


Como ya mencioné, desde mi experiencia, hay que tener en cuenta que no hay plantas medicinales o medicamentos que por tomarlos curen del todo esta enfermedad. Sin embargo, las plantas medicinales sí pueden aliviar los dolores y la inflamación y son un complemento terapéutico eficaz en el tratamiento de las artrosis y las artritis, logrando reducir o evitar el consumo de fármacos sintéticos que producen a veces efectos secundarios graves sobre todo a nivel estomacal. El tratamiento con plantas medicinales es mucho más seguro en éste sentido, por supuesto siempre con acompañamiento médico.


Así que a continuación te comparto un breve recuento de algunas hierbas medicinales con las que yo trabajo que son efectivas para éste tipo de sintomatología:


1. Cúrcuma

La cúrcuma es una planta con grandes propiedades antiinflamatorias, de hecho es uno de los antiinflamatorios y calmantes o analgésicos naturales más potentes que hay. Su acción se multiplica hasta 3000 veces si se la combina con una pizca de pimienta negra. Además, esta planta medicinal está llena de antioxidantes que ayudarán a mejorar la salud general de nuestro organismo. Así, para tomar la cúrcuma como tratamiento natural para aliviar la artrosis solo tienes que preparar una decocción.

Ingredientes: 2 cucharadas de raíz de cúrcuma rallada trozos pequeños o rallada o 1 cucharada de cúrcuma en polvo; 1 pizca de pimienta negra; 1 litro de agua; Un trozo de la piel de un Limón y/o miel a gusto.


Preparación y tratamiento: Poner a hervir un litro de agua y cuando llegue al punto de ebullición añade la cúrcuma. Dejar que hierva durante 20 minutos si has usado la raíz, pero solo 10 minutos si has usado cúrcuma en polvo. Retirar la olla del fuego y táparla por 5 minutos más para que repose y se entibie. Colar la infusión y añadir el limón o miel a tu gusto antes de tomarla.


Puedes tomar 1 infusión de cúrcuma al día para aliviar la artrosis. Otra opción es que cuando haya brotes de dolor e inflamación fuerte, la cúrcuma puede aplicarse externamente como cataplasma, haciendo una pasta de cúrcuma rallada y agua caliente. De este modo se amplía la acción de la infusión.


2. Cola de caballo

La cola de caballo es una eficaz alternativa para tratar la artrosis. No solo es antiinflamatoria, sino que es muy diurética y ayuda a reducir el líquido retenido en las hinchazones. Además, tiene un alto contenido en silicio, un oligoelemento que sirve para frenar el deterioro de los cartílagos e incluso para estimular la regeneración de estos hasta cierto punto.


Se puede tomar una infusión diaria utilizando una cucharada de la hierba seca por cada taza de agua. En éste caso, una vez que el agua alcance el punto de hervor, apagar el fuego y agregarla a la taza o tetera conteniendo la hierba. Otra forma de incorporarla es a través de la tintura madre o los extractos secos (cápsulas) y fluidos.


3. Ortiga

La ortiga es otra planta medicinal muy común que posee propiedades analgésicas, antiinflamatorias y que activan la circulación, muy beneficiosas para aliviar la artrosis. En este caso, se recomienda su uso externo para tratar esta enfermedad. Una alternativa son las cremas a base de ortiga que se consiguen comercialmente; pero la forma más simple es preparar una buena cantidad de infusión de ortiga y realizar baños de inmersión de la zona afectada. También puede incorporarse un puñado de hierba seca a la infusión de cola de caballo y combinar sinérgicamente sus propiedades.


4. Uña de gato

Originaria de la Amazonia peruana, la uña de gato es de las plantas más efectivas para aliviar dolores e inflamación, así como en el tratamiento de afecciones osteomusculares; pues sus efectos analgésicos y antiinflamatorios son muy potentes y de efecto rápido.


Una de las formas más simples de consumirla es en gotas de tintura madre. También se puede consumir en infusión. Aquí el inconveniente radica en la forma en la que se consigue la uña de gato, considerando que es un tipo de liana leñosa. Por ende suele venir en trozos leñosos grandes y es necesario realizar un fraccionamiento en casa para poder infusionar una cucharada de la planta cada 200 ml de agua hirviendo.


Yo realicé una selección de algunas hierbas, fundamentalmente porque son con las que yo trabajo. Sin embargo, si no tienes acceso a todas o algunas de las plantas que menciono, te invito a investigar donde vives, que otras alternativas de hierbas antiinflamatorias y antioxidantes puedes conseguir y probar. Y con ésta sugerencia concluyo el artículo de hoy.


Si te interesa profundizar el conocimiento de algunas de éstas hierbas, o compartir tu experiencia con alguna de ellas en éste tipo de tratamiento, no dudes en escribirme a mi correo electrónico jtasca2003@yahoo.com.ar


Deseo con todo mi corazón que ésta información que te brindo te sea útil y también que hayas disfrutado de leer mi artículo. Nos encontramos la próxima semana con mucha más magia herbolaria! Y si te gusta lo que escribo, compártelo en tus redes!!


Julia Tasca

PhD. Ing. Química

Profesora UNCPBA


Herborista

MIMATE. Hierbas Medicinales

https://www.facebook.com/Mimate-211415329591361


Contacto: jtasca2003@yahoo.com.ar


26 vistas0 comentarios