También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0
  • Leonardo Martín Brito

Bloquea la Crítica Destructiva Sin Tomarte las Cosas Como Personales

¿Cuántas veces algún insulto o una crítica destructiva hizo que te hayas sentido dolorid@ por la misma? Si eres como la mayoría de las personas probablemente muchas.


Sin embargo tienes que considerar que si te has sentido así es porque tú has habilitado las palabras que el otro te dijo al tomarlas como personales.


Y para adentrarnos más en este tema voy Compartir contigo un bonito cuento Zen que invita a la reflexión:


Cerca de Tokio viví­a un gran Samurai, ya anciano, quien se dedicaba a enseñar el Budismo Zen a los jóvenes.


Su arte para manejar el sable era legendario, como también lo era su fama de que más allá de su edad avanzada aún era capaz de derrotar a cualquier adversario.


Cierta tarde, un guerrero conocido por su total falta de escrúpulos y por su habilidad en el uso de la espada se presentó ante el Maestro para desafiarlo a un duelo.


El espadachín buscapleitos también era famoso por utilizar la técnica de la provocación, a través de la cual esperaba que su adversario hiciera el primer movimiento para captar los errores que el otro cometiera, contraatacando con astucia y velocidad fulminante.


El joven e impaciente púgil jamás habí­a perdido una lucha, así que conociendo la reputación del


Samurai, estaba allí­ para derrotarlo y aumentar de ese modo­ su fama.


Todos los estudiantes se manifestaron en contra de la idea, pero el anciano sabio aceptó el desafío.


Fueron todos hasta la plaza de la ciudad a ser testigos de la contienda, y cuando el Maestro Samurai comenzaba a desenvainar su sable, el joven pendenciero comenzó a insultar al equilibrado Maestro, intentando provocarlo.


Fue en ese mismo momento que el anciano envainó su sable y se quedó mirándolo fijo y en forma impasible.