También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0
  • Franco Cruz

Así habló Zaratustra: Strauss y Nietzsche IV

¡Hola Amig@s! Bienvenid@s nuevamente a este espacio en donde compartimos reflexiones y conocimientos de alta vibración para tu crecimiento personal.


Continuando con la temática en relación al libro publicado por el filósofo Alemán Friedrich Nietzsche en 1885 con el título “Así habló Zaratustra. Un libro para todos y para nadie”, y el poema sinfónico compuesto por el músico y compositor Richard Strauss en el año 1896 titulada con el mismo nombre, es que hoy recorreremos el siguiente título: “Von den Freuden und Leidenschaften (De las alegrías y de las pasiones)”.


De las alegrías y de las pasiones, corresponde a la sección primera del libro de Nietzsche y al cuarto movimiento en el poema sinfónico de Strauss. A continuación escucharemos una interpretación de la orquesta filarmónica de Berlín dirigida por Herbert von Karajan, donde esta sección inicia en el minuto 07:45 hasta el minuto 10:06.

Como podemos apreciar, la melodía principal que nos brindan las cuerdas y los vientos es uno de los momentos más apasionantes y álgidos de la obra. Con mucha carga emocional, Strauss presenta el segundo gran tema del poema sinfónico (tema B). Compuesto en Do menor y en un ritmo animado, podríamos decir que esta sección se subdivide en dos motivos diferentes.


El primer motivo, transmite una sensación de angustia y de desesperación. Quizá relacionado al estadio del León, que Nietzsche representa como el momento de lucha interna.


Dice Zaratustra:

“Hermano mío, si tienes una virtud, y esa virtud es la tuya, entonces no la tienes en común con nadie. Ciertamente, tú quieres llamarla por su nombre y acariciarla; quieres tirarle de la oreja y divertirte con ella.


¡Y he aquí que tienes su nombre en común con el pueblo y que, con tu virtud, te has convertido en pueblo y en rebaño! Harías mejor en decir: «inexpresable y sin nombre es aquello que constituye el tormento y la dulzura de mi alma, y que es incluso el hambre de mis entrañas».


Sea tu virtud demasiado alta para la familiaridad de los nombres: y si tienes que hablar de ella, no te avergüences de balbucear al hacerlo.


Habla y balbucea así: «Éste es mi bien, esto es lo que yo amo, así me agrada del todo, únicamente así quiero yo el bien. No lo quiero como ley de un Dios, no lo quiero como precepto y forzosidad de los hombres: no sea para mí una guía hacia super-tierras y hacia paraísos”.


¡Ojalá te haya sumado este artículo y nos vemos la próxima semana!


Franco Cruz


Docente de Educación Musical

Clases de Guitarra Online

Motivación Personal

Investigación y Aplicación de Enseñanzas Herméticas

Contacto: francocruz.clasesdeguitarra@gmail.com

Whatsapp:+5492214883109

Instagram: @francocruz.clasesdeguitarra

Facebook: Franco Cruz: Clases de Guitarra


24 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo