También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0
  • Franco Cruz

Así habló Zaratustra: Strauss y Nietzsche III

¡Hola Amig@s! Bienvenid@s nuevamente a este espacio en donde compartimos reflexiones y conocimientos de alta vibración para tu crecimiento personal.


Continuando con la temática en relación al libro publicado por el filósofo Alemán Friedrich Nietzsche en 1885 con el título “Así habló Zaratustra. Un libro para todos y para nadie”, y el poema sinfónico compuesto por el músico y compositor Richard Strauss en el año 1896 titulada con el mismo nombre, es que hoy recorreremos el siguiente título: “Von der großen Sehnsucht” (Del gran anhelo).


Del gran anhelo, corresponde a la sección tercera del libro de Nietzsche y al tercer movimiento en el poema sinfónico de Strauss. A continuación escucharemos una interpretación de la orquesta filarmónica de Berlín dirigida por Herbert von Karajan, donde esta sección inicia en el minuto 05:38 hasta el minuto 07:44.

En esta sección, encontramos una oda al alma que es liberada de antiguas servidumbres. Podemos escuchar cómo se van generando diferentes climas al principio con citas de un salmo, que luego es interrumpido por el motivo del Superhombre (do, sol, do) que parece cuestionar viejas creencias. Luego de eso, se pueden apreciar bellos desarrollos melódicos en las cuerdas que cada tanto contrastan con momentos más tensos producidos por el leimotiv del Superhombre.


Dice Zaratustra:

“Oh alma mía, yo te he enseñado a decir «Hoy» como se dice «Alguna vez» y «En otro tiempo» y a bailar tu ronda por encima de todo Aquí y Ahí y Allá.

Oh alma mía, yo te he redimido de todos los rincones, yo he apartado de ti el polvo, las arañas y la penumbra.

Oh alma mía, yo te he lavado del pequeño pudor y de la virtud de los rincones y te persuadí a estar desnuda ante los ojos del sol.

Con la tempestad llamada «Espíritu» soplé sobre tu mar agitado; todas las nubes las expulsé de él soplando, estrangulé incluso al estrangulador llamado «Pecado».

Oh alma mía, te he dado el derecho de decir no como la tempestad y de decir sí como dice sí el cielo abierto: silenciosa como la luz te encuentras ahora, y caminas a través de tempestades de negación.

Oh alma mía, te he devuelto la libertad sobre lo creado y lo increado: ¿y quién conoce la voluptuosidad de lo futuro como tú la conoces?

Oh alma mía, te he enseñado el despreciar que no viene como una carcoma, el grande, amoroso despreciar, que ama máximamente allí donde máximamente desprecia.

Oh alma mía, te he enseñado a persuadir de tal modo que persuades a venir a ti a los argumentos mismos: semejante al sol, que persuade al mar a subir hasta su altura.

Oh alma mía, he apartado de ti todo obedecer, todo doblar la rodilla y todo llamar «señor» a otro, te he dado a ti misma el nombre «Viraje de la necesidad» y «Destino».”


¡Ojalá te haya sumado este artículo y nos vemos la próxima semana!


Franco Cruz


Docente de Educación Musical

Clases de Guitarra Online

Motivación Personal

Investigación y Aplicación de Enseñanzas Herméticas

Contacto: francocruz.clasesdeguitarra@gmail.com

Whatsapp:+5492214883109

Instagram: @francocruz.clasesdeguitarra

Facebook: Franco Cruz: Clases de Guitarra


29 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo