También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0
  • Franco Cruz

Así habló Zaratustra: Strauss y Nietzsche II

¡Hola Amig@s! Bienvenid@s nuevamente a este espacio en donde compartimos reflexiones y conocimientos de alta vibración para tu crecimiento personal.


En el artículo anterior, hablamos sobre el contexto artístico en relación a estas dos maravillosas obras de arte y cómo de alguna manera están relacionadas. Por una parte, tenemos el libro publicado por el filósofo Alemán Friedrich Nietzsche en 1885 con el título “Also sprach Zarathustra. Ein Buch für Alle und Keinen” (Así habló Zaratustra. Un libro para todos y para nadie). Y por otra parte, el poema sinfónico compuesto por el gran músico y compositor Richard Strauss en el año 1896 titulada también como Also sprach Zarathustra.


Siguiendo la estructura compositiva del poema sinfónico de Strauss, vimos que las secciones se dividen en nueve partes interpretadas en tres momentos diferenciados y que Strauss denominó estas secciones en función de capítulos seleccionados del libro. El primer movimiento del cuál hicimos un breve análisis en el artículo anterior, fue Einleitung, oder Sonnenaufgang (Introducción, o Amanecer). Tema popularmente conocido por ser parte de la introducción en la película 2001, odisea en el espacio de Stanley Kubrick.


En esta ocasión, es el turno de analizar el segundo movimiento llamado Von den Hinterweltlern (De los trasmundanos) que inicia a partir del minuto 02:06 al minuto 05:37 del siguiente video.

Aquí, escuchamos citas de salmos provenientes del canto gregoriano, que hacen referencia a cuando los hombres creían en un Dios sufriente y atormentado y entona el coral de cuerdas que podría representar el estadio del “camello”.

Cantos Gregorianos

Dice Zaratustra:

“En otro tiempo también Zaratustra proyectó su ilusión más allá del hombre, lo mismo que todos los trasmundanos. Obra de un dios sufriente y atormentado me parecía entonces el mundo. Sueño me parecía entonces el mundo, e invención poética de un dios; humo coloreado ante los ojos de un ser divinamente insatisfecho”.


“¡Ay, hermanos, ese dios que yo creé era obra humana y demencia humana, como todos los dioses! ¿Qué ocurrió, hermanos míos? Yo me superé a mí mismo, al ser que sufría, yo llevé mi ceniza a la montaña, inventé para mí una llama más luminosa. ¡Y he aquí que el fantasma se me desvaneció!”.


“Demasiado bien conozco a estos hombres semejantes a Dios: quieren que se crea en ellos, y que la duda sea pecado. Demasiado bien sé igualmente qué es aquello en lo que más creen ellos mismos”.


¡Ojalá te haya sumado este artículo y nos vemos la próxima semana!


Franco Cruz


Docente de Educación Musical

Clases de Guitarra Online

Motivación Personal

Investigación y Aplicación de Enseñanzas Herméticas

Contacto: francocruz.clasesdeguitarra@gmail.com

Whatsapp:+5492214883109

Instagram: @francocruz.clasesdeguitarra

Facebook: Franco Cruz: Clases de Guitarra


33 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo