También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0

ANIS VERDE: LA SEMILLA DE TU DIGESTIÓN

Te doy la bienvenida como cada semana a este espacio dedicado al mágico mundo de las hierbas y sus beneficios para nuestro bienestar.


Siguiendo la línea de plantas milenarias, que toman fuerza hoy en occidente, luego de escribir sobre el hinojo en el artículo de la semana pasada, hoy quiero contarte sobre el Anis Verde, cuyo nombre científico es Pimpinella Anisum.


Y si yo digo Anis, vienen a mi mente recuerdos de algún licor y del sabor anisado de los caramelos “media hora”, golosinas famosas y muy conocidos aquí en Argentina. El anís siempre se ha apreciado, como lo testimonian las innumerables bebidas anisadas existentes.


A lo largo de la historia de la humanidad, el anis ha sido utilizado como planta medicinal, como especia y como alimento. La primera referencia histórica aparece en los famosos papiros egipcios de Ebbers del año 1550 a.C., cosiderado uno de los primeros tratados sobre plantas medicinales que se conocen. También era habitual su uso en la cultura romana y griega; y aparece mencionado también en De Materia Medica del griego Dioscórides. Con harina y anis, los romanos elaboraban un pan especial que utilozaban después de las comidas para facilitar la digestión.


El anís verde es originario de Oriente Medio y en algunos lugares es conocido popularmente por otros nombres como matalauva, matalaúga o hierba dulce. Pertenece a la familia de la zanahoria y el hinojo. El principio activo de la planta se encuentra especialmente en las semillas, que se recogen en verano. Estas contienen entre un 3 y 6% de esencia, que en un 80-90% se compone de anetol, el principal responsable de su aroma, junto con estragol y metilcavicol. En mayor o menor proporción poseen cetonas anísicas, esteroles, flavonoides y azúcares.


Particularmente el aceite esencial de anetol es el que le confiere a ésta planta propiedades digestivas, expectorantes, antisépticas y antiespasmódicas.


Una de las principales aplicaciones medicinales del Anis verde es en el tratamiento de trastornos del aparato digestivo, tales como la hinchazon abdominal, el exceso de gases y flatulencias, el molesto reflujo gastroesofágico y el mal aliento o mal sabor de boca.


También estimula la secreción de jugos gástricos y ayuda a recuperar el apetito tras un episodio de convalecencia o de debilidad general.


Además puede aliviar los espasmos gastrointestinales y los cólicos debidos al alto contenido de principios antiespasmódicos y sedantes suaves; y con este fin algunos médicos naturistas pediátricos lo utilizan para los niños (siempre con vigilancia médica), que además aceptarán de buen grado su sabor. Estos principios le otorgan también la capacidad para tratar los problemas de “nervios de estómago” asociados al estrés, tales como gastritis nerviosa y acidez de estómago.


Se ha usado también como vermífugo, para favorecer la eliminación de parásitos intestinales y oxiuros.