También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0

¡Stop!


Al comenzar un año nuevo, muchos se plantean lograr nuevos objetivos, en la mayoría para mejorar el estado de salud, como dejar de tomar alcohol, dejar de fumar, dejar de usar cualquier tipo de sustancias que te hacen daño, adelgazar, hacer más deporte, trabajar menos o cambiar el lugar de trabajo o profesión, etc.


Para que no quede sólo como las típicas promesas que se disuelven al aire y logres cambiar eso que te has propuesto, tienes que tener bien claro tu propósito, que deseas alcanzar? Nómbralo, hazte un plan, teniendo en cuenta las cuestiones a seguir. Necesitas de algún terapeuta? o un curso para que te brinde apoyo e información?


Con una buena motivacion se consigue el propósito.


Enfoca la energía conscientemente a la nueva propuesta, cambiando así tu signatura energética a tu favor, y lo haces cuidando lo que piensas y sientes sobre el cambio a lograr.


Cuando estés pasando por esos momentos que sientas perder el control a no lograr sostenerte en tu planteo de cambio. Allí cuando estás a punto de meterte a la boca una hamburguesa de esas opulentas, o sacas el cigarrillo para prenderlo, por tomar algo de ejemplo, en ese momento que te das cuenta de esas conductas, es allí el momento de estar atent@, pues allí es cuando pones tu nueva intención. Escríbela para recordarla, tanto en un papel y pegarla a la vista o en tu teléfono, para tener presente el cambio que quieres lograr y despedirte de las costumbres que ya no aceptas para ti.


Integrar un nuevo hábito no es fácil, la intensidad de los síntomas debido a un cambio o de no ingerir lo que acostumbrabas, depende de lo que hayas consumido antes.


Nunca olvides algo: tu tienes una fuerza que descansa en ti como un gigante durmiendo, que aún no has elegido usarla, despierta esa fuerza!


Estamos sometidos a la energía del miedo que optamos por actuar eso conocido y lo defendemos sin quererlo o queriendo pero desde el ego. Te justificas porque eres así, la vida te ha hecho así y ese victimismo en el fondo te gusta, porque recibes atención y no te hace sentir sol@.


Si eliges con consciencia sentir tu fuerza interior, se te abre un mundo de posibilidades y para eso la distancia te ayudará a discernir frente a las situaciones que se te presentan.


Yo te propongo que en vez de optar por la seguridad de lo conocido y recaer, que elijas primero la distancia, para observarte y luego de a poco te adentres a lo desconocido y a los cambios que quieras sostener. Que veas la cuestión de lo que te acontece, por ejemplo que estas con ganas de fumar, desde una distancia. Observate allí, y en ese momento de querer volver a tu viejo hábito, que sientes? Deja subir esas emociones y haz la paz con ellas, recuérdate que por tú bien prefieres un cambio, que hubo en ti un deseo de cambiar ese hábito. Averigua y ten en cuenta lo que te lleva a perder el control y descubre los motivos escondidos detrás de ese hábito. Lo haces por compañía y para mantener el circulo social, por recompemsa o estrés, porque te gusta el olor al cigarro etc. Aquí dices la intención según lo que desees nuevo para ti, pero presta atención a la formulación de la misma.


No te