También Puedes hacer

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0
  • Julia Elena Tasca

NO TE ENGANCHES…! ESA ES LA PROPUESTA DE LA BARDANA!

Te doy la bienvenida como cada semana a este espacio dedicado al mágico mundo de las hierbas y sus beneficios para nuestro bienestar.


Hoy elegí una hierba que me encantó descubrir. Estoy hablando de la Bardana.


Es una planta silvestre bienal, originaria de América, aunque actualmente extendida por el mundo. Los orientales la cultivan por sus propiedades nutricionales y medicinales. Crece espontáneamente en terrenos baldíos con buen contenido de nitrógeno. Su cultivo exige tierras bien trabajadas y abonadas.


Es conocida también por otros nombres, como Lampazo mayor, y su denominación científica, Arctium lappa, procede del vocablo griego arctos (oso) y lappa, por agarrar, en alusión a sus brácteas espinosas, que se adhieren con facilidad a las superficies. Y he aquí un dato muy interesante y curioso que yo no sabía sobre ésta planta, y es que inspiró el invento del Velcro!


El velcro fue inventado por un ingeniero suizo llamado George de Mestrel, que tras un largo y duro día de caza por las montañas suizas observó al regresar a su casa que tanto su ropa como su perro estaban llenos de flores de bardana. Cuando fue a sacudirse dichas flores comprobó que eran muy difíciles de despegar por lo que su extrema curiosidad hizo que las observase en un microscopio, con el fin de descubrir qué era lo que hacía que estas flores fueran tan extraordinariamente adherentes. A través de los aumentos del microscopio comprobó cómo los pinchos que tenían estas flores no acababan en punta, sino que finalizaban en una especie de pequeño garfio, lo que hacía que se enganchasen con tremenda facilidad a la ropa y al pelo. Luego de varios años de investigación, finalmente patentó el invento en 1955 con un éxito rotundo.


Pero lo más curioso es que todas las propiedades medicinales de ésta planta, son básicamente una invitación a soltar, siendo una planta depurativa y desintoxicante por excelencia!! Y qué curioso y simbólico que sea la planta la que se quede enganchada, siendo difícil sacársela de encima.


La bardana contiene inulina en abundancia, mucílagos, sales minerales, glicósidos amargos como la arctiopicrina, flavonoides como la arctiína, un aceite esencial, ácidos fenólicos, fitosteroles y taninos.


El potasio y la inulina le confieren a la bardana una potente acción diurética y depurativa. Es además desintoxicante, antibacteriana, hipoglucemiante y digestiva.


La bardana es un purificante natural del organismo, indicado en curas primaverales, para favorecer la eliminación de toxinas y para disminuir el volumen de ácido úrico y urea.


Es útil para tratar la infección en los conductos urinarios, para prevenir la formación de cálculos renales y favorecer su disolución.


Se utiliza sobre todo para combatir las impurezas de la piel: acné, forúnculos, eccemas, granos o dermatitis seborreica, siendo un alivio contra los picores cutáneos.


Reduce la glucosa en sangre y ejerce un efecto hipotensor, asociado a su condición de planta diurética, pero debe tomarse bajo control médico a fin de evitar descompensaciones tensionales.


Estimula además la secreción de bilis y el apetito, cuando éste se ha perdido tras un proceso o un periodo largo de convalecencia.


Debido a la eficacia para limpiar la sangre y el sistema linfático y para eliminar toxinas (sea por la piel o por la orina), está indicado para reuma, artritis, ciática, gota, acidez sanguínea, edemas, cálculos (renales y vesiculares), acné, eccemas, erupciones, resfríos con fiebre y dolor de garganta, afecciones gástricas, hepáticas y biliares, cistitis, infecciones urinarias, nefritis, herpes y diabetes.


Las raíces y la semilla de bardana se usan contra las enfermedades de la sangre y de la piel, y las hojas exteriormente en forma de cataplasma refrescante, para la hinchazón y las úlceras, en este caso solo en forma de material fresco.


Desde el punto de vista mágico o esotérico, se considera a la bardana como una planta indicada para la limpieza y purificación. Sus poderes tienen efecto tanto cuando realizamos una purificación interna como cuando queremos limpiar los lugares en los que nos encontramos. Es eficaz para eliminar las malas energías y los pensamientos negativos que nos atormentan. Deja el alma limpia, tranquila y en paz. En relación a las limpiezas externas, la bardana también tiene cualidades de protección. En este sentido, las personas utilizan la bardana en rituales para beneficiarse tanto de la purificación como de la protección.


Existen varias opciones para aprovechar los beneficios de la bardana. En primer lugar, se puede adquirir en tinturas o extractos, tanto para consumo interno como para uso externo. Yo la utilizo en forma de infusiones a partir de las flores y las raíces secas. Para preparar la infusión utilizo: 1 cucharadita de bardana (8 g) por cada taza de agua (250 ml). Prepara la infusión vertiendo agua hirviendo sobre una cucharadita de bardana en una taza. Tapa la bebida y déjala reposar 10 minutos. Cuela la infusión y lista para consumir. De modo externo, aplícala sobre heridas, quistes sebáceos o quemaduras.


Y con ésta receta herbolaria concluye el artículo de hoy. Ojalá que hayas disfrutado de la lectura y que te aporte la información que hoy te brindé. Gracias por acompañarme como cada semana, y a sumar la Bardana a tu botiquín.


Ahora sí, nos vemos la próxima semana, con una nueva hierba medicinal por descubrir.

Si te gusta lo que comparto o tenés sugerencias o comentarios, contáctame a jtasca2003@yahoo.com.ar


Julia Tasca

PhD. Ing. Química

Profesora UNCPBA


Herborista

MIMATE. Hierbas Medicinales

https://www.facebook.com/Mimate-211415329591361


Contacto: jtasca2003@yahoo.com.ar


También Puedes

cristian-zeballos-coaching-empresarial-0

Suscribete al Boletín Semanal

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. CRISTIAN ZEBALLOS